Así desalojan a los Okupas en otros países europeos

0
372

A diferencia de España y Portugal, en otros países europeos el proceso para desalojar a los okupas es más fluido.

Ya hemos tratado el tema de las okupaciones en nuestro portal con anterioridad. Hace unos meses, publicábamos el artículo España y la “vía libre” para los Okupas, en el que analizábamos que los procedimientos legales en nuestro país. Veíamos que de cara a las okupaciones ilegales, no estaba asegurada una actuación judicial rápida y segura y que se estaba convirtiendo en un problema de gravedad todavía pendiente de ser resuelto. De hecho, en los últimos años se ha incrementado notablemente la cifra de usurpaciones.

Sin embargo, el pasado mes de abril, la Comisión de Justicia del Congreso aprobó la proposición de ley del PDeCAT que modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil con motivo de poder agilizar el fin de la okupación ilegal de una vivienda. Así lo contábamos en nuestra publicación Aprobada la ley del desahucio exprés contra las okupaciones, siendo una de las prioridades recuperar la vivienda okupada en un plazo máximo de 20 días en casos en los que el inmueble pertenezca a un particular, una entidad sin ánimo de lucro o a la Administración pública, cuyo okupante no haya podido justificar su titularidad en los 5 días siguientes al requerimiento judicial. Se excluyen del proceso de desahucio a las entidades privadas y gestoras de un fondo de viviendas destinadas al alquiler social.

Pero en España, los okupas siguen contando con cierta impunidad y esto no sucede así en otros países de la Unión Europea.

Veamos algunos ejemplos:

Alemania: Después de conocerse y ser denunciada la okupación por parte de los propietarios, las casas son desalojadas en 24 horas.

Si la vivienda está vacía y en mal estado, los propietarios están obligados a realizar obras de rehabilitación.

Francia: Durante las primeras 48 horas, desde que el propietario tiene conocimiento de la okupación, la Policía puede realizar el desalojo inmediato de la vivienda sin contar con una orden judicial.

Después de este plazo, los okupas deben demostrar que llevan habitando la vivienda durante al menos esos dos días y que el inmueble reúne unas condiciones mínimas para tal fin. Entonces el propietario debe denunciar y el desalojo se producirá cuando haya una sentencia judicial.

Holanda: Tras la denuncia del propietario y una vez verificado el título de propiedad, la Policía puede acudir de inmediato con una autorización judicial para desalojar a los okupas.

Inglaterra: La ley ofrece dos opciones para los propietarios.

1 Se puede denunciar ante la Policía. Se verificará la denuncia y arrestará a los okupas, una vez comprueben que “están viviendo o pretenden vivir” en el inmueble.

2 Se puede presentar el formulario de “orden de posesión interina” a las autoridades en un plazo máximo de 28 días desde la okupación. Como respuesta, el propietario recibirá la confirmación y deberá entregársela a los okupas durante las próximas 48 horas, los cuales podrán ser detenidos si no abandonan la vivienda en 24 horas tras dicha entrega.

Italia: Una vez que el propietario denuncia la okupación ilegal a la Policía y el tribunal evalúa el caso en un juicio rápido, las autoridades podrán proceder al desalojo y los okupas deberán pagar los daños causados en la propiedad e incluso pueden ser arrestados.

 

Fuente de la imagen.