La confianza en el sector inmobiliario se está restaurando

0
411

A día de hoy, ya son muchos datos los que respaldan la vuelta a la confianza en el sector inmobiliario y los expertos hablan de la evolución del mercado.

Por ejemplo, en cuanto a la subida de precios, el IPV (Índice de Precios de Vivienda) que corresponde al segundo trimestre de 2017 publicado por el INE (Instituto Nacional de Estadística), refleja un incremento anual del 5,6%, aunque hay que matizar que no se trata de subidas generalizadas, ya que los precios se mueven a diferentes velocidades en las distintas regiones, concentrándose la inversión sobre todo en las grandes ciudades y en los más destacados enclaves turísticos.

Además, en dicho periodo se produjo una gran actividad en la compraventa de vivienda de segunda mano y su precio creció a un ritmo más elevado que el de vivienda nueva (5,8% de la primera frente al 4,4% de la segunda).

Por otra parte, los datos de la Estadística de Hipotecas (también publicados por el INE) que corresponden al mes de junio de 2017 revelan que se ha producido un incremento del 16,5% en la concesión de las mismas respecto al mismo mes de 2016. Las hipotecas de tipo fijo van tomando mucho peso, siendo ya casi un 38% del total y el plazo medio de un crédito está en los 23 años.

Otro factor es que surge un nuevo modelo de inversión inmobiliaria muy rentable: Comprar un inmueble para su posterior arrendamiento. Muchos se plantean esta actividad por la subida de la demanda del alquiler que se ha producido los últimos meses en nuestro país, creando un nuevo modelo de mercado con rentabilidades muy suculentas.

Pero, ¿a qué se debe esta vuelta a la confianza en el mercado de la vivienda?

Los expertos coinciden en que viene de la mano de la mejora de la economía, el empleo y la consolidación de la financiación y esto conlleva que el sector inmobiliario vuelva a despertar interés a los grandes inversores y ahorradores. Asimismo, las entidades bancarias y los ciudadanos son más prudentes a la hora de realizar contratos hipotecarios y durante el último año se han dictado numerosas sentencias y medidas a favor de los consumidores en este ámbito con el fin de protegerlos, darles seguridad y revisar modelos de contratos bancarios que contienen cláusulas no son admisibles en la actualidad.

 

Sin embargo, a pesar de todos los datos positivos, hay que tener en cuenta que aunque haya recuperación, el precio de la vivienda sigue estando por debajo del 40% de los máximos alcanzado en 2017.