Las entidades más activas en venta de carteras morosas: Santander, Sabadell y BBVA

0
154

El traspaso de los 30.000 millones de la “operación Popular” a Blackstone ha disparado la cifra acumulada anual, superando el valor registrado en los años 2015 y 2016 juntos.

Tras la macro-operación firmada el pasado mes de agosto entre Santander y Blackstone, la limpieza inmobiliaria de los balances bancarios ha dado un salto de gigante. La cartera se ha tasado a un tercio de su valor contable y el fondo oportunista desembolsará 5.100 millones de euros por el 51% del vehículo inmobiliario que se ha creado a tal fin.

Junto con Santander, Sabadell es el otro banco que más lastre ha soltado en los últimos meses. En lo que va de año se ha desprendido de dos paquetes valorados en 1.750 millones de euros y tiene previsto sacar al mercado otros proyectos.

Bankia es la que realiza las operaciones más pequeñas, debido a que casi todo su riesgo inmobiliario está aparcado desde 2012 en el banco malo Sareb.

Por otra parte, Popular, por la baja calidad de los activos, se vio obligado a decantarse por una venta en bloque grande y rápida para que aflore cuanto antes la rentabilidad del negocio puro bancario. Además, la transacción del riesgo de dicha entidad ha alcanzado el momento que esperaban los fondos oportunistas, que se dedican a comprar este tipo de activos dañados.

Blackstone ha sido uno de los fondos más activos en la crisis. En 2014 se quedó con un paquete de 40.000 hipotecas de CatalunyaCaixa valoradas en 6.400 millones y por las que pagó 3.600 millones. Un año antes se hizo con la gestión de 1.200 viviendas protegidas propiedad del Ayuntamiento de Madrid.

Leer artículo completo en EXPANSION.

Fuente de la imagen.