Agencias inmobiliarias: ¡Cuidado con las dietas!

0
149
Dieta empleados inmobiliarias

Es de sobra conocido que las dietas, las que reciben nuestros empleados por desplazamientos fuera de su lugar de trabajo, están exentas y ello es así, porque las dietas no son una retribución en sí mismas sino una compensación de los gastos en que han incurrido nuestros empleados.

Las cuantías exentas son las siguientes:

Exención
Gastos de estancia Importe justificado
Gastos de manutención Pernocta España 53,34 €
Extranjero 91,35 €
Sin Pernocta España 26,67 €
Extranjero 48,08 €
Locomoción Por el empleado 0,19 €/km + Peaje + Pk
Transporte Público Importe Justificado

La Hacienda y la Seguridad Social han venido detectando que determinadas empresas utilizaban el concepto de las dietas para retribuir a sus empleados sin que estas cantidades tributaran ni cotizaran a la Seguridad Social.

La norma fiscal establece que es el empleador, la Agencia Inmobiliaria, la que debe “acreditar el día y lugar del desplazamiento así como su razón o motivo”; sin embargo, la  Agencia Tributaria, en los últimos años, ha venido exigiendo la justificación de la exención…a los empleados, no a la empresa.

Como consecuencia, se ha generado una importante controversia en los tribunales sobre quién debe acreditar que las dietas están exentas: ¿el agente inmobiliario que las cobra? ¿o la agencia inmobiliaria que las paga?

El Tribunal Económico Administrativo Central en su reciente resolución de 6 de noviembre de 2018, ha puesto un poco de orden en este asunto, estableciendo que:

  • La Administración puede comprobar al agente inmobiliario en relación a las dietas declaradas exentas.
  • Las dietas pagadas en concepto de gastos de locomoción cuando se utilice el vehículo propio del agente inmobiliario (euros por km recorrido), así como los gastos de manutención (gastos por comidas) deben ser acreditados por LA INMOBILIARIA pagadora de las dietas.
  • Las dietas pagadas en concepto de gastos de locomoción en caso de utilizarse transporte público (avión, tren, autobús, taxi, etc.), así como los de estancia (hoteles) debe ser justificado por el TRABAJADOR/AGENTE INMOBILIARIO.

Sin embargo, la vinculación de estos gastos con la actividad económica corresponde acreditarlo a la INMOBILIARIA.

Además, si el trabajador durante el procedimiento alega que no puede justificar los gastos porque entregó los justificantes a la INMOBILIARIA, o ésta reconoce la exención de los gastos satisfechos en el correspondiente certificado de ingresos y retenciones de IRPF o en el modelo 190, la Agencia Tributaria no puede hacer tributar las dietas en el IRPF del trabajador sin antes requerir a la INMOBILIARIA la documentación oportuna.

  • Si la relación del perceptor de las dietas con la agencia inmobiliaria pagadora de las mismas fuera tal que permita el acceso a las pruebas requeridas (administrador de la inmobiliaria, familiar con un grado de parentesco cercano, etc.) se podrá exigir la acreditación de la exención de forma exclusiva al TRABAJADOR.

En definitiva, la Agencia Tributaria deberá requerir a LA INMOBILIARIA pagadora de las dietas, que es quien debe conservar los justificantes necesarios y acreditar la vinculación de las dietas exentas pagadas a sus trabajadores con su actividad.

Por otra parte, si la Agencia Tributaria requiriese a los agentes inmobiliarios, éstos podrán alegar que los justificantes fueron entregados a la INMOBILIARIA pagadora (caso más frecuente) salvo que tenga dichos justificantes y los quiera aportar de forma voluntaria, y la Agencia Tributaria no podrá regularizar al trabajador por dichas dietas sin antes requerir a la INMOBILIARIA (excepto si es el Administrador o un pariente cercano).

En consecuencia, si la Agencia Inmobiliaria paga dietas a sus trabajadores, debe conservar los justificantes de los desplazamientos y de los gastos soportados así como ser capaz de acreditar que el desplazamiento está relacionado con la actividad.

 

Autor: Jose Mª Mesa Márquez. Economista – Asesor Fiscal. www.picossi.com

Picossi Asesores Legales y Tributarios.