6 aspectos a considerar para el ahorro energético de su vivienda

0
6143
Fotocasa: La rentabilidad de la vivienda en 2022 alcanza 6.9%

Actualmente, el ahorro energético de la vivienda se ha vuelto una acción fundamental para paliar las constantes subidas del precio de la electricidad.

Tanto a nivel de respetar el medio ambiente como para los ahorros familiares, os aportamos una serie de ideas para ahorrar en cuanto a recursos energéticos.

Contenido

Cortinas y alfombras

Los suelos y las ventanas son espacios que transmiten tanto el calor como el frío. Elementos decorativos como las alfombras y las cortinas pueden mejorar el ahorro energético de la vivienda, preservando el calor durante la temporada de frío. De la misma forma, las cortinas facilitan el mantener fresco el hogar durante el verano.

Iluminación

Respecto a la luminosidad, la primera medida que podemos adoptar reside en aprovechar la luz natural del sol al máximo en nuestros hogares.

En cambio, para la luz eléctrica, debemos apagar las luces en aquellos espacios del hogar que se encuentren vacíos y hacer uso de bombillas de bajo consumo o LED. Debemos recordar que en la mayoría de los casos, el gasto en luz supone el 20% del gasto total de energía.

Otro de las medidas que se pueden llevar a cabo es adaptar cada habitación a las necesidades lumínicas que requieran. De esta forma, se pueden implantar colores claros tanto para cortinas, paredes, techos y persianas con el fin de aportar mayor luz a nuestros hogares.

En suma a estas acciones, una correcta limpieza de las lámparas ayudaría a que la luminosidad no se vea reducida por la suciedad y el polvo.

Electricidad

Para la electricidad, podemos adaptarla al mínimo que necesitemos de toda la potencia contratada. Para ello, podemos llevar a cabo el cálculo sumando la potencia de los aparatos eléctricos y observando aquellos que consuman más energía.

A parte de esto, también podemos disminuir el consumo de los aparatos eléctricos de las siguientes formas:

  • Una medida es desenchufar los aparatos que no estemos utilizando siempre que sea posible. Tales como portátiles, ordenadores o televisores
  • Desconectar el consumo silencioso o el stand-by de los aparatos. Esta modalidad hace que estos aparatos no estén ni apagados, pero tampoco encendidos.
  • Desenchufar los cargadores cuando no los estemos utilizando.

Otra de las opciones consiste en contratar tarifas de discriminación horaria.

Aire acondicionado y calefacción

Con los aparatos de refrigeración, si regulamos la temperatura y el consumo de estos también impulsaría en gran medida el ahorro energético de la vivienda.

En la vivienda, podemos implantar como temperatura razonable un número entre 19 y 21 grados y en las habitaciones, podemos reducirla un poco más.

Los expertos defienden que durante el invierno, se debe ajustar la calefacción en 20 grados, mientras que en verano, se recomienda establecer el aire acondicionado entre los 25 y 26 grados. Además, se debe llevar a cabo frecuentemente los filtros de estos aparatos.

En los casos en los que no nos encontremos en casa, debemos apagar tanto el aire acondicionado como la calefacción cuando no estemos e incluso apagarlos veinte minutos antes de irnos del hogar.

Aislamiento

Si controlamos y reducimos las fugas de aire que se producen en nuestra vivienda, lograremos alcanzar un consumo eficiente de energía.

Si no se puede recurrir a reformar el hogar para mejorar el aislamiento de este, podemos optar por sellar tanto las ventanas como las puertas para un mejor sistema de aislamiento.

Para ello, se puede implantar ventanas con doble cristal. De esta forma, mejorará el ahorro más eficientemente.

Agua

En los hogares, un gran porcentaje de la energía consumida proviene del uso del agua caliente y en numerosos casos, podemos evitar hacer uso de ella, por ejemplo, lavando los platos con agua templada o fría o la ropa.

Aunque en estas ocasiones podemos recurrir al agua tibia, hay otros casos en los que no. Por ello, os damos algunas soluciones para ahorrar en estos supuestos, como, por ejemplo, implantar un calentador solar de agua.

Por otro lado, respecto a las duchas, podemos, por un lado, reducir la duración de estas o comprar mangos de ducha que sean de bajo consumo.

Electrodomésticos

En cuanto a los electrodomésticos, hay varias medidas que podemos llevar a cabo para impulsar el ahorro familiar. Para ello, podemos utilizar electrodomésticos de máxima eficiencia, pero de una manera más comedida como:

  • Poner la lavadora a carga completa
  • No colocar elementos calientes dentro de la nevera
  • Evitar utilizar el secador de pelo
  • Utilizar la lavavajillas con programas cortos
  • Colocar la nevera en un espacio ventilado y fresco y evitar abrir frecuentemente las puertas.
  • Apagar el horno previamente a que termine el tiempo de hornear, aprovechando el calor acumulado
  • Planchar grandes cantidades de ropa con el objetivo de evitar calentamientos de la plancha.

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

El esfuerzo financiero para adquirir una vivienda se dispara junto a las hipotecas

Una vivienda sostenible aumenta el ahorro familiar