Redes sociales para inmobiliarias: Youtube

0
1346

Youtube se ha convertido en una de las redes sociales más importantes, ya que la posibilidad de incorporar vídeos promocionales es ilimitada y además es una tendencia a la que cada vez recurren más profesionales.

El sector inmobiliario no debe quedarse atrás. Tener un canal propio de Youtube abre infinitas posibilidades a la hora de promocionar los diferentes productos y tener un contacto más directo con el cliente. Efectivamente, no es lo mismo observar una fotografía que ver un vídeo o un anuncio con todas las ventajas que ofrecen la imagen en movimiento y el sonido.

 

 ¿Cómo crear un canal en Youtube?

Crear un canal en la plataforma no es complicada, además ofrece un diseño muy intuitivo para los usuarios. Estos son los pasos básicos.

1. CREAR UNA CUENTA EN YOUTUBE.

Lo más recomendado es que se haga a través de un correo de Gmail.

2. COMPLETAR EL PERFIL DE USUARIO.

3. OPTIMIZAR LA URL DEL CANAL.

Es necesario buscar las palabras claves adecuadas para obtener un mejor posicionamiento y que el nombre se asocie enseguida con la empresa.

4. PERSONALIZAR EL CANAL.

A través de los métodos que ofrece la plataforma: insertar el banner, personalizar los colores, tener una buena imagen de perfil, etc. También debemos buscar un nombre adecuado para el canal y hay que hacer hincapié en su descripción.

 

Ya tengo mi canal de Youtube, ¿ahora qué?

Una vez que se han completado los aspectos básicos del canal, es hora de subir el primer vídeo. Una idea o consejo es que ese vídeo sea un tráiler o anuncio, de la propia empresa en este caso, para presentarla a los usuarios o clientes.

Aquí podemos ver un ejemplo de un vídeo promocional de una agencia inmobiliaria:

Subir un vídeo tampoco es complejo. En el menú del vídeo además se puede optimizar su descripción, categorizarlo en un sector e introducir palabras claves. Se debe buscar un buen título para el vídeo.

 

¿Qué contenidos publicar?

Al igual que en otras redes sociales, el contenido debe ser variado. Pueden ser:

  • Vídeos de Inmuebles: Con pequeños mensajes descriptivos de las características, mejor 360º , que rotaciones de imágenes o videos moviéndonos por la casa.También pueden ser vídeos realizados a partir de fotografías del inmueble.
  • Promocionales: Imagen profesional, mensaje del servicio claro, voz tranquila, participación de clientes (feria…etc).
  • Noticias de interés.

Características de los vídeos.

  • Videos, claros, sin contraluz, con buen sonido, sin movimientos ni oscilaciones.
  • No más de 5 minutos.  Sin  fondo neutro interesante y estratégico: En base a nuestro objetivo, si es consolidar marca, un determinado servicio o inmueble…
  • Profesionales pero no tanto:  Se premia la cercanía en los videos, no hace falta videos profesionales; pero si con un mínimo de calidad visual, que se puede conseguir con un móvil de calidad media alta.
  • Etiquetar y categorizar: Pon descripciones y etiquetas de calidad en base al video y a las palabras claves que buscamos potenciar, por ejemplo “ Estupendo piso de 3 dormitorios, en la zona de San Martín de Benidor, a 500 metros de la playa”

 

A continuación vemos un ejemplo de un vídeo de 360º.

Fijémonos en el título del vídeo: Ático en Alcaidesa, Cádiz. Le han dado un título claro y con las palabras claves.

En la descripción del vídeo figura:

“Precioso ático de tres habitaciones, dos baños, tres terrazas, salón comedor, cocina, dos plazas de garaje y trastero en una urbanización rodeada de Parque Natural y a dos minutos en coche y diez minutos caminando de la playa. Paz y tranquilidad total. MIRALO AQUI: (Enlace a la ficha de inmueble).”

Es un mensaje claro, con las características principales del inmueble y las más llamativas. Al final incluye un enlace a la ficha del inmueble. Es muy importante que los inmuebles que publiquemos estén relacionado con la ficha online del inmueble, de nuestra web, que permita a un posible interesado contactar con nosotros.

 

No olvides nunca

Promocionar el video.

Con campañas por email y por las distintas redes sociales.

Permitir comentarios del video.

Y agradece las felicitaciones y rebate las críticas.

Incorporar el canal de Youtube a la web de la empresa.

Así como darlo a conocer en las redes sociales, incluirlo en la firma de los correos junto con las otras redes…

Y por supuesto, es muy importante mantenerlo actualizado, es decir, subir vídeos con cierta frecuencia.

 

En definitiva, un canal de Youtube actualizado y con un mínimo de calidad puede convertirse en una gran herramienta para cualquier empresa del sector inmobiliario. Trabajando en él con ilusión y optimismo se pueden obtener grandes resultados. Además, actualmente se habla de un concepto titulado El Video Marketing Inmobiliario, asociado a Youtube, orientado a producir vídeos de éxito.