¿Cancelación o Subrogación Hipotecas?

0
295
Cncelación o subrogación hipotecas

La cancelación de hipoteca y la subrogación pueden ser dos transacciones con una misma finalidad: cambiar la hipoteca de banco. Pero no suponen ni cuestan lo mismo.

Diferencias:

Una subrogación significa un traslado de la misma hipoteca de un banco a otro. Se trata de renegociar las condiciones de partida de nuestra hipoteca con otra entidad. Su coste incluye:

  • Comisión de subrogación a pagar a nuestro banco actual si aparece en la escritura (regulada por ley)
  • Gastos de notaría (entre el 0,2% y el 0,5% de la hipoteca)
  • Gastos de registro (entre el 0,1% y el 0,25% del préstamo)
  • Gastos de gestoría (entre 150 y 300 euros)
  • Tasación (unos 300 euros de media)

Una cancelación significa cerrar nuestra hipoteca a todos los efectos y abrir una nueva en otra entidad. Su coste incluye:

  • Comisión de cancelación a pagar a nuestro banco actual si aparece en la escritura (regulada por ley).
  • Comisión de apertura a pagar al nuevo banco si nos la cobra (entre el 0% y el 1%).
  • Gastos de gestoría para tramitar la cancelación registral de la hipoteca vieja (unos 1.000 euros de media).
    • Ahí se incluyen los aranceles notariales y registrales asociados a la operación más los honorarios de la propia gestoría
  • Tasación (unos 300 euros de media)

Gastos de subrogación y cancelación: ¿cuál es su coste en euros?

Subrogación Cancelación
Comisiones* 375€ 375€
Notaría 300€
Registro 150€
Gestoría 250€ 1.000€**
Tasación 300€ 300€
TOTAL 1.375€ 1.675€

 Subrogar suele ser más barato que cancelar una hipoteca, aunque no siempre lo es. Por ejemplo:

  • VIVIENDA: Piso en Barcelona
  • SALDO PENDIENTE DE LA HIPOTECA (lo que les queda por pagar en el momento de la subrogación): 150.000 Euros
  • ANTIGÜEDAD DE LA HIPOTECA: 5 años
  • GASTOS EN CASO DE SUBROGACIÓN Y CANCELACIÓN:

*Comisiones medias de subrogación del 0,25% y de cancelación anticipada del 0,25%.
** Incluye honorarios de la agencia y aranceles notariales y registrales.

Como se observa, cancelar saldría más caro (y aún podría serlo más si el nuevo banco cobrara comisión de apertura). Sin embargo, esa diferencia puede ser inferior o superior dependiendo de las comisiones que nos cobre nuestro banco actual o la entidad a la que nos vayamos. Por ello, es importante comparar las ofertas de varias entidades para ver cuál nos saldría más económica.

Noticias relacionadas