Comunidad de Vecinos, es obligatorio o no la supresión de barreras arquitectónicas

0
720
Cambios alojamiento turístico nuevo decreto ley

A continuación exponemos los principios básicos legales que tenemos que conocer en relación a la supresión de barreras arquitectónicas en una comunidad de vecino, exponiendo un caso en el que un vecino solicita que se ponga una silla eléctrica para subir tres escalones aunque ya existiera una rampa de madera previa. En base a este caso realizamos la siguiente exposición:

Legislación aplicable

-El art. 10, apartados a) y b) y el 17.2 de la Ley de Propiedad Horizontal son los que establecen el derecho de los interesados a pedir que se realicen reforma de accesibilidad en los inmuebles donde vivan o trabajen personas con discapacidad o mayores de 70 años.

En concreto, la Ley de Propiedad Horizontal establece lo siguiente:

Tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, impliquen o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, y vengan impuestas por las Administraciones Públicas o solicitadas a instancia de los propietarios, las siguientes actuaciones: […] b.) Las obras y actuaciones que resulten necesarias para garantizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad universal y, en todo caso, las requeridas a instancia de los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años, con el objeto de asegurarles un uso adecuado a sus necesidades de los elementos comunes, así como la instalación de rampas, ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior, siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes. No eliminará el carácter obligatorio de estas obras el hecho de que el resto de su coste, más allá de las citadas mensualidades, sea asumido por quienes las hayan requerido.

También será obligatorio realizar estas obras cuando las ayudas públicas a las que la comunidad pueda tener acceso alcancen el 75% del importe de estas”

-Asimismo, el art. 17. 2 de la LPH (modificado por el RDL 19/2021 de 5 de octubre, establece que:

“Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 10.1 b), la realización de obras o el establecimiento de nuevos servicios comunes que tengan por finalidad la supresión de barreras arquitectónicas que dificulten el acceso o movilidad de personas con discapacidad y, en todo caso, el establecimiento de los servicios de ascensor, incluso cuando impliquen la modificación del título constitutivo, o de los estatutos, requerirá el voto favorable de la mayoría de los propietarios, que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. Cuando se adopten válidamente acuerdos para la realización de obras de accesibilidad, la comunidad quedará obligada al pago de los gastos, aun cuando su importe repercutido anualmente exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes”

Lo establecido en el artículo 10.1.b) aplicará cuando lo soliciten “los propietarios en cuya vivienda o local vivan, trabajen o presten servicios voluntarios, personas con discapacidad, o mayores de setenta años”, mientras que lo establecido en el artículo 17.2 aplicará como norma general, aún cuando no se cumplan los requisitos de los solicitantes mencionados en elartículo 10.1.b.

Tipología de las obras o reformas para la eliminación de barreras arquitectónicas en una comunidad de vecinos

Cuando hablamos de eliminación de barreras arquitectónicas nos referimos fundamentalmente a tres tipologías de obras, estructuras o instalaciones:

  • Rampa de acceso: Facilitan el acceso a todas aquellas personas que van en sillas de ruedas, andador o personas mayores. Respecto a las rampas deberán tenerse en cuenta factores fundamentales tales como el ancho mínimo y el grado de inclinación o la inclinación máxima, en función del espacio y longitud de recorrido disponibles.
  • Ascensor: Hay distintos tipos en función del espacio disponible, el ancho de la puerta de embarque, el peso y capacidad de carga que se desean transportar, etc.
  • Plataformas elevadoras y sillas salvaescaleras: Estas se instalan cuando, debido al diseño del edificio o la existencia de elementos estructurales limitantes, no es viable hacer una rampa u otras opciones más habituales. Por lo general, se instalan principalmente en el portal de acceso a la finca desde la calle.

Es muy importante tener en cuenta que siempre se ha de optar por la opción más viable para la comunidad teniendo en cuenta las circunstancias concurrentes, atendiendo al coste económico, el espacio disponible, el perjuicio estético o estructural que pueda causar en el edificio, y cualesquiera otros factores, primando siempre la opción más simple y eficaz.

Además, se ha de considerar que si ya existe en la comunidad una rampa que salva las barreras arquitectónicas, no se podrá solicitar otro tipo de instalación, salvo que existan causas fundamentadas y de peso para hacer esta solicitud.

Pago del coste de la obra o instalación de la supresión de la barrera arquitectónica

Un aspecto también importante a tener en cuenta es el coste de la instalación y quién ha de hacerse cargo de la misma. ¿La supresión de barreras arquitectónicas es un gasto compartido? A este respecto, y según establece la LPH, en el pago de estos costes se pueden dar los siguientes supuestos:

– Cuando el coste total sea menor de 12 mensualidades de la cuota por gastos comunes, si se aplica el artículo 10.1.b), el coste lo asumirán todos los propietarios hasta ese límite.

– Cuando sea mayor de las 12 mensualidades de la cuota por gastos comunes, si se aplica el artículo 10.1.b), el coste restante a las 12 mensualidades lo pagará la persona que necesita que se realice la obra. Solo en el caso de que, sometido el acuerdo a la aprobación de la Junta de Propietarios, concurra el voto favorable del 51% de los propietarios, correrá el total del coste por cuenta de los propietarios integrantes de la comunidad.


Ana Moreno Ramírez

Abogada y API
www.llmabogados.es
www.raylahomes.com

Noticias de interés

Una comunidad no puede prohibir el alquiler de vivienda de temporada; pero sí el vacacional

Estudio de Gastos de Comunidad en Ley la de Propiedad Horizontal. Parte I