Démades y el deber hacer

0
1719

Démades y el deber hacer es una metafábula donde el narrador, Esopo, es también el referente de la historia.

Cuenta Esopo que el orador Démades (1) hablaba un día, en la plaza pública, a los ciudadanos de Atenas, mas como estos  no prestaban mucha atención a su discurso, detuvo este, y  pidió que le permitieran contar una fábula de Esopo.

Concedida la demanda de inmediato,Démades, ante un público ahora mucho más atento, empezó a decir de este modo:

En una ocasión, la diosa Deméter (2),la golondrina y la anguila viajaban juntas por un camino cuando en un cierto momento  llegaron  a  la orilla de un río; ante el obstáculo que les cerraba el paso, la golondrina se echó a volar, la anguila se sumergió en las aguas y la diosa y aquí paró su discurso, Démades.

Y permaneció en silencio hasta que…

―¿Y Deméter―le gritaron impacientes los que le escuchaban―,  qué hizo ella, entonces?

Deméter montó  en cólera contra vosotros― replicó Démades, como lo hago yo ahora porque sois frívolos y vanos y descuidáis los asuntos de Estado para entreteneros con las fábulas de Esopo.

 

Concluye Esopo en su moraleja, que eso suele sucederle a mucha gente: que prefieren atender únicamente al placer dejando de hacer por él las cosas realmente necesarias u obligadas. Y sugiere pues,  no caer en ese error y compartir equilibradamente el deber y  el placer.

La crítica a los ociosos y a los que no cumplen con su función pública (o privada)  es pues clara.

Nótese bien que Esopo no reniega del placer ni lo critica en los atenienses por disfrutarlo, sino que lo hace de aquellos que, teniendo función pública, sustituyen esta, en parte, por el placer. El problema no está pues en el placer sino en su sustitución por el trabajo debido, cuando se está ejerciendo una labor pública.

Y la historia del autor para atrapar la atención de los lectores es soberbia.

 

 

 

Miguel Villarroya Martín, a 21 de febrero de 2016 /  Madrid. España/ Fab.010 / ventasgrandes.net

Notas:

(1) Véase Démades en la Wikipedia: “Démades, orador y político ateniense (Atenas, 384 a. C.-320 a. C.).

(2) “La diosa Deméter es la divinidad protectora de las cosechas y la fertilidad de los campos, la responsable del nacimiento y la regeneración de las plantas. Junto a su hija Perséfone, Deméter fue una de las divinidades más antiguas e importantes de toda la Hélade, recibiendo culto en numerosas localidades, de las cuales la más destacada fue sin duda la de Eleusis, sede de los misterios eleusinos.” Léase  el artículo completo en Portal clásico.

(3)  Estatua romana de Deméter.  Figura en la Wikipedia como imagen de dominio público. Fotógrafo Jastrow (2006)  A todos ellos agradecemos el  uso de la imagen.