El desalojo de un inquilino moroso en España puede tardar 11 meses por vía judicial

0
306
Desalojo inquilino moroso.

El desalojo de un inquilino moroso por la vía legal tarda una media de 11 meses en España.

Los problemas en materia de desahucios están tomando otro rumbo. En un principio, los desalojos recaían sobre hipotecados por la adquisición de una vivienda. Actualmente, la mayoría de los desahucios se producen sobre los inquilinos de viviendas mediante contrato de alquiler. Como ya publicamos en una noticia el año pasado, el 60% de los desahucios en España fueron derivados del alquiler, un fenómeno que todavía no se había producido en nuestro país.

Sin embargo, la nueva ley de desahucio exprés no sirve para desalojar a un inquilino moroso. La desocupación de una vivienda mediante la vía legal que procede puede tardar una media de 11 meses en España.

 El principal motivo de la morosidad es el desajuste entre el salario y el precio medio del alquiler en las grandes ciudades.

Las Comunidades Autónomas en las que más tiempo lleva desalojar a un inquilino moroso son: Andalucía, Catalunya, Madrid y la Comunidad Valenciana.

 

Los seguros de impago de alquiler.

 En este marco, según OESA (Observatorio Español del Seguro del Alquiler), la contratación de seguros de impago se incrementó en más de un 30% interanual en 2017. A cierre de de dicho año, la renta media del alquiler con seguro de impago se situó en 626 euros. Esto supone un 7,5% más que la cifra registrada en 2016, que fue 582 euros, con un coste del seguro de entre 250 y 400 euros anuales.

Como vimos en la noticia Los seguros de impago ayudan a fomentar el alquiler, muchos de los propietarios indecisos a destinar un inmueble al alquiler se lanzan a ello gracias a estos seguros.

Este seguro ofrece garantías al arrendador ante los problemas o conflictos que pueda dar el arrendatario. En primer lugar, se estudia la solvencia del futuro inquilino. Una vez que se firma el contrato, el propietario cubriría con su póliza hasta 12 mensualidades de rentas adeudadas. Esto último, siempre y cuando se notifique el impago cuando se produzca. Según las características del seguro, también puede incluir la defensa jurídica y la protección del mobiliario.

 

Fuente de la imagen: Pixabay.