Despedir a un trabajador con baja ¿Qué debemos saber?

0
571
Según ATA un nuevo confinamiento obligaría a cerrar o despedir al 70% de los autónomos

Una de las consultas más realizadas en el ámbito de la abogacía es si se puede realizar un despido cuando un trabajador se encuentra en estado de baja.

Estas dudas acerca de este tema provienen de la falsa creencia de que no se puede despedir a un trabajador cuando éste se encuentra de baja o que se proclamaría la nulidad de dicho despido al estar de baja.

Para ello, recapitularemos las cuestiones más importantes y responderemos a ella desde la posición de la empresa como la del trabajador.

En estado de baja, ¿se puede despedir?

La incapacidad temporal no es un motivo que le impida a una empresa a despedir a un trabajador. Ya sea por finalización de contrato o por diversas razones disciplinarias, objetivas o cualquier otro motivo que se encuentre amparado por el Convenido de aplicación o por el Estatuto de los Trabajadores, se puede proceder sin ningún impedimento al despido de dicho trabajador.

¿Se considera nulo un despido cuando se encuentra el trabajador en baja?

Un despido realizado cuando el trabajador está de baja en un principio nunca se puede declarar como despido nulo. Sin embargo, existen casos en los que se les califican como despido improcedentes en el caso en el que el motivo del despido no esté justificado.

Aunque, puede darse el caso en el que el despido se considere nulo cuando la razón de él provenga de la baja del trabajador en sí, por lo que se estaría yendo en contra del derecho fundamental de discapacidad. Así lo apunto por primera vez la sentencia de 23 de diciembre de 2016 del Juzgado Social nº 33 de Barcelona.

Llevar a cabo un despido en situación de baja

En primer lugar, al encontrarse incapacitado temporalmente, el trabajador no podrá acudir al lugar de trabajo para ser notificado del despido. Respecto a esta notificación, se puede suscitar dos situaciones posibles.

La primera de ella es la posibilidad de avisar al trabajador para que se dirija al lugar de trabajo con el fin de notificarle el despido de forma presencial.

En cambio, es más habitual recurrir al burofax como forma de notificarle el despido en situación de baja. De esta forma, se le hará llegar la carta de despido con la mayor minuciosidad posible con los motivos justificados.

El responsable del pago en caso de despido en situación de baja

En los despidos en situación de baja, debemos tener en cuenta que hay que diferenciar la contingencia que puede provocar o no la incapacidad permanente.

En el caso de contingencia común, el responsable de abonar la prestación será la mutua o la Seguridad Social siempre y cuando la empresa tenga este tipo de contingencia cubierta.

En cambio, si se trata de una baja por contingencia profesional, la única responsable de cobrar la prestación será la mutua.

¿Qué cantidad de prestación se ofrece?

Como se ha mencionado, si nos encontramos ante una situación de despido por contingencia común, la cuantía cobrada será la misma que si cobramos la prestación por desempleo. La cantidad resultada será el 70% de la base reguladora, es decir, la media de los últimos 6 meses. Por lo tanto, se estaría cobrando una prestación por desempleo.

En el caso contrario, si la baja se ha dado por contingencia profesional se cobrará el 75% sin consumir el paro.

Hay que destacar que aquel empleado que haya sido despedido en situación de baja, debe pedir a la mutua el cobro directo, debido a que esta situación no se lleva a cabo automáticamente.

¿Qué opciones tiene un trabajador despedido estando de baja?

Igual que si se trata de otro tipo de despido, en primer lugar debemos tener en cuenta los lazos. Al impugnar el despido, habrá un plazo de 20 días hábiles sin que la baja pueda frenar dicho plazo para poder impugnar el despido.

Este plazo de 20 días comenzará a contar una vez notificado el despido. Sin embargo, hay ocasiones en las que las empresas deciden no enviar ninguna carta de despido, por ello es importante que los empleados activen los avisos por vía SMS de la Seguridad Social.

En el caso de recibir el aviso por SMS y no de recibir una carta de despido, se consideraría la misma situación de si se tratase de un despido verbal.

En esta ocasión, sería recomendable de que el empleado, al cual le han notificado el despido a través de un SMS de la Seguridad Social, decida ponerse en contacto vía burofax con la empresa para pedirle explicaciones al respecto.

Independientemente de la situación, se deberá presentar la papeleta de conculcación en el plazo indicado de veinte días.

¿Qué ocurre si no se puede acudir a la conciliación?

En el caso de acudir al acto de conciliación como de presentar la papeleta de conciliación, el trabajador no estará obligado de acudir presencialmente, sobre todo estando incapacitado para ello.

En esta ocasión, puede hacer responsable a un profesional como graduado social, abogado o cualquier “hombre bueno” que posea oficialmente la representación del empleado despedido.

Cursos de formación sobre Gestión de equipos de trabajo

En nuestra academia de formación www.apiformacion.es hemos elaborado un curso donde os damos los pasos a seguir para lograr tener una buena estructuración de la dirección de equipos. Para ello, trabaja una buena organización a través de la motivación del personal y de obtener una eficaz delegación de funciones.

Cursos de formación sobre Gestión de recursos humanos

Además del curso de gestión de equipos de trabajo, le ofrecemos en nuestra plataforma de formación www.apiformacion.es  un curso sobre recursos humanos en el que ofrecemos conocimientos para gestionar el desempeño del trabajo o el ámbito laboral de las personas que conforman los denominados Recursos Humanos en la actividad empresarial.

 

 

 

Ignacio Morales.
Economista – ICADE

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

Reforma laboral, principales puntos

Nuevo valor de referencia Catastral ¿Cómo consultarlo y cómo recurrirlo?