El Fondo Monetario Internacional prevé la caída en el precio de la vivienda

0
847
FMI caída del precio de la vivienda.

Debido al aumento del precio de la vivienda en muchos países de la UE se ha suscitado preocupación acerca de un posible declive y sus consecuencias.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé los riesgos de la subida del precio de la vivienda, y su posible caída posterior, lo que va a generar una mayor incertidumbre e inestabilidad financiera global, en un momento de creciente ralentización de la economía.

El informe sobre la estabilidad financiera global que el Fondo presentará la semana que viene en Washington, explica que el rápido aumento de los precios de la vivienda en muchos países en los últimos años suscita preocupación acerca de la posibilidad de un declive y sus posibles represalias y consecuencias.

Tras el análisis de 32 economías de mercados avanzados y emergentes y las principales ciudades como Madrid, Londres y Nueva York, el FMI, determina una menor subida en los precios de la vivienda, la sobrevaloración y el crecimiento excesivo del crédito y una mayor capacidad financiera predicen mayores riesgos a la baja para los precios de la vivienda en los tres siguientes años. A pesar que en muchas economías de mercados avanzados y emergentes los precios de la vivienda siguen en riesgo.

El FMI reconoce que los precios de la vivienda no son objetivo de las políticas monetarias, pero determina que el vínculo entre las medidas políticas y los riesgos a la baja en los precios de la vivienda arroja claridad respecto a la relación de la vulnerabilidad del sector y la estabilidad financiera.

La posible caída de los precios en algunos países en los próximos dos o tres años, puede ser motivo de preocupación por la estabilidad financiera y para el panorama macroeconómico global a medio plazo. Por lo que se confirma que los precios de la vivienda en riesgo afectan al crecimiento.

Así por lo tanto los riesgos se acrecientan en un escenario de fuerte apalancamiento y endurecimiento de las condiciones financieras, aunque el Fondo reconoce que la política monetaria resulta insuficiente para frenar una caída escabrosa de los precios de la vivienda.