FADEI reivindica el servicio y la atención al cliente de la inmobiliaria presencial, ante los modelos on line

0
294
Noticias inmobiliarias. Atención presencial cliente inmobiliarias.

La patronal recuerda que las agencias con establecimiento abierto al público
ofrecen un servicio integral, asesoramiento personalizado y compromiso

Lamenta que estas plataformas on line usan reclamos publicitarios basados en el  desprestigio del trabajo de la agencia presencial

Determinada publicidad de los modelos on line pueden incurrir en una competencia desleal

 

Barcelona, 19 marzo 2018. –  Las agencias on line ofrecen unos servicios, y tienen su hueco en el mercado. Es un modelo de gestión que fragmenta el proceso de compra o venta, dejando en manos del cliente la iniciativa y el control de la operación. Es una metodología muy distinta a la de las  agencias inmobiliarias a con establecimiento abierto al público que ofrecen un servicio integral con la implicación en todo el proceso de compraventa, asesoramiento personalizado y compromiso con el cliente”, asegura la presidenta de la Federación de Asociaciones de Agencias Inmobiliarias, (FADEI), Montserrat Junyent. Tras un detenido estudio de este tipo de plataformas desde la patronal aseguran que “no es aceptable que la mayoría de estas plataformas basen su estrategia publicitaria de captación de clientes en eslóganes que desprestigian el modelo convencional de agencia inmobiliaria, Determinada publicidad de estos modelos on line puede incurrir en una competencia desleal al desprestigiar y minusvalorar al resto de agencias del sector

 

Examen de las plataformas on line

 FADEI ha realizado un detenido examen de este tipo de actividad on line. “No podemos negar la evolución del mercado, pero la proliferación de estos negocios nos crea dudas. La agencia on-line guía al cliente, pero a diferencia del resto de agencias, no se implica en la gestión de venta ni su labor tiene como objetivo la venta. Es como  comprar un “kit” de bricolage en el que tienes a tu disposición todos los materiales y, una hoja de instrucciones y en el que tu eres el encargado de darle forma a la pieza adquirida, con mayor o menor destreza, en definitiva un “self service”, aseguran desde la patronal.  Por estos motivos, FADEI defiende que la agencia inmobiliaria de servicios integrales – la agencia  a pie de calle –, no es lo mismo que la agencia on line. “La intervención es distinta, con otros servicios y asesoramiento personalizado y compromiso y esa diferenciación es lo que queremos poner en valor, defender y proteger desde FADEI. Sin cerrarnos a la evolución, es necesario clarificar que estos negocios on line no hacen de mediadores entre comprador y vendedor,  sin embargo se muestran como tales, creando con ello desconcierto al usuario, hay que puntualizar en qué consiste realmente su actividad y en qué condiciones ejercen estos negocios que a la vista de la comparativa que ellos mismos establecen, debieran hacerlo con pleno sometimiento a la normativa que afecta al resto de las agencias inmobiliarias”. 

 En este sentido recordar, que son varias ya las comunidades autónomas en España que regulan la mediación inmobiliaria con registros oficiales (Catalunya, País Vasco, y recientemente se ha anunciado la creación en Madrid) y que exigen un número de registro para poder ejercer. “Este nuevo modelo de agencia on line debe cumplir también con estos registros y con la normativa de consumo al respecto”, afirman desde FADEI que recuerda también que las agencias on-line, en lo que a Catalunya respecta, deben subscribir una póliza de seguro responsabilidad civil que cubra a sus clientes y otra de caución, ambas de mayor importe que las que deben soportar las agencias convencionales con establecimiento abierto al público, entre otras garantías para los usuarios de sus servicios.

 

Desprestigio y comisiones

Otro de los aspectos que preocupa especialmente a FADEI es que la estrategia publicitaria de estos negocios on line se apoya sobre todo en desprestigiar el trabajo de la agencia inmobiliaria presencial y en asegurar un ahorro en las comisiones. Determinada publicidad de estos modelos on line puede incurrir en una competencia desleal al desprestigiar y minusvalorar al resto de agencias del sector. No se puede denigrar a los competidores y menospreciar su trabay menos aun mostrarle a los ojos del consumidor, como un agente anacrónico, cuando lo que ofreces no es el mismo servicio”, recuerdan.

En materia de precios, desde FADEI se asegura que “no conocemos ninguna inmobiliaria on line que ofrezca servicios gratuitamente. Una cosa es que no utilicen el término comisión, pero todos sus servicios tienen precio”. Sobre el ahorro que prometen muchas de estas plataformas en relación a las agencias convencionales, FADEI advierte que “se puede ahorrar en comisiones con el modelo on line, pero el servicio que recibe el cliente no guarda relación con el que las agencias presencial le prestaría y sin la  atención personalizada”.

Por otro lado, el examen realizado por la FADEI de estos negocios on line permite comprobar que algunas de estas plataformas ofertan servicios como valoraciones del precio de vivienda, publicación de anuncios en portales inmobiliarios – en algunos casos, hasta en un centenar de estas plataformas -, reportaje fotográfico, planos, certificado energético, modelos estandarizados de documentación legal , asesoramiento personalizado, acompañamiento en firma en notarías, por unos precios que pueden oscilar entre los 295 y 1990 € más IVA.

 

FADEI concluye que es insostenible económicamente que puedan prestarse estos servicios en la forma que los presta el agente convencional con tales tarifas”. Y añade,no es lo mismo acompañar al cliente en la firma en la notaría que prestarle asistencia y asesoramiento. No es lo mismo ofrecerle documentos legales a modo de formulario que implicarte en su confección y así con todo el proceso. Estamos frente a un modelo distinto, pero no podemos aceptar que su posicionamiento en el mercado pase por degradar a los competidores”.

 

Autor del artículo: FADEI.

 

Fuente de la imagen.