Guerra hipotecaria, la subrogación el camino a seguir

0
477
Guerra hipotecaria, la subrogación el camino a seguir

La subrogación aviva la guerra hipotecaria, llevar la hipoteca a otro banco permite conseguir un tipo de interés más bajo y menores comisiones.

La formalización de nuevos préstamos para la compra de vivienda ha caído cada mes desde que se decretó el Estado de Alarma y los expertos prevén una contracción anual del 30% y una potencial reducción de la demanda de vivienda ante la incertidumbre económica y laboral de los futuros compradores.

La guerra hipotecaria que lleva librando la banca en los últimos tiempos se está trasladando al terreno de las subrogaciones, una fórmula que consiste en quitar clientes a la competencia ofreciendo a sus clientes una mejora en las condiciones de sus préstamos.

Los datos del INE, muestran que a pesar de la caída de las operaciones en marzo y mayo se llevaron a cabo más de 3.000 subrogaciones y los expertos en materia hipoteca creen que la cifra se incrementará en los próximos meses.

El responsable de idealista/hipotecas, Juan Villén, especifica que no en todos los casos compensa cambiarse de banco aunque recomienda “realizar al menos el ejercicio de cálculo por el ahorro potencial que se puede conseguir” porque “es una gestión puntual que puede conllevar un ahorro de varios miles de euros a medio plazo”.

Los expertos recuerdan que la subrogación es una alternativa más barata que la cancelación de la hipoteca vigente y la firma de una nueva, aunque es cierto que esta alternativa no permite cambiar cualquier condición del préstamo. No se puede ampliar el importe de la hipoteca ni los titulares. En cambio, sí es posible reducir el tipo de interés, las comisiones, las vinculaciones o el plazo para amortizar la hipoteca.

En la actualidad, algunos de los bancos que están siendo más activos respecto a la subrogación son Santander, su división online Openbank y MyInvestor. Y es que, esta fórmula permite ampliar su portfolio de clientes y reduce el riesgo. Además, facilita que el nuevo cliente contrate otros productos bancarios, como el seguro de hogar o de vida, y que domicilie la nómina.

El Santander, tiene una campaña que se llama ‘Trae tu oferta a Santander’, que aplica una rebaja al diferencial de hasta un 0,4% para los clientes cuyas nóminas superen los 2.400 euros mensuales. La oferta incluye tanto préstamos variables como fijos, aunque están sujetos al perfil del cliente y limitan la financiación. En el caso de las hipotecas variables, concede hasta el 70% del valor de tasación de la vivienda, mientras que en las hipotecas fijas el máximo se reduce hasta el 60%.

Openbank, la división online de Santander, tiene una oferta con un diferencia que parte del 1,19% + euríbor, aunque puede bajar hasta el 0,79% + euríbor si el cliente cumple una serie de condiciones y del 1,7% en el caso de los préstamos a tipo fijo, mientras que la fórmula con la que MyInvestor quiere ‘robar’ clientes a la competencia es con un diferencial del 0,89% + euríbor o del 1,79% en el caso de las hipotecas fijas.

Finalmente, los expertos aconsejan hablar con el banco para intentar conseguir una mejora de las condiciones antes de realizar el cambio de entidad, rastrear las ofertas que hay en el mercado y ver cuál es la más adecuada en cada caso.

Noticias relacionadas