INE: Las estadísticas de enero 2024 confirman una caída del 2% en las compraventas de viviendas

0
479
ICompraventa de viviendas- 2024
Compraventa de viviendas- 2024

El nuevo informe  estadístico en materia de vivienda publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en Enero de 2024 muestra la caída más moderada de las compraventas de viviendas desde 2021.

Se observa una caída en las compraventas de viviendas del 2%  prácticamente la misma que en los doce meses anteriores. El total de transacciones inmobiliaria ha sido de 585.000, es decir tampoco ha variado significativamente. Estos datos  dicen mucho de un cambio de tendencia en el mercado inmobiliario  que pronto volverá a una fase de crecimiento.

El dato negativo se fundamenta sobre todo en los niveles de compraventa de vivienda usada que cae un  -3.5%  ya que la vivienda nueva crece más de un 3.5%.

INE-compraventa- viviendas-enero-2024
INE-compraventa- viviendas-enero-2024

Esta tendencia a la  moderación no afecta por ahora a los precios de la vivienda que siguen muy en alza y cuya evolución en el año próximo dependerá mucho de los tipos de interés y de las consecuencias de las políticas que marque la nueva Ley de la vivienda 12/ 2023

Datos de compraventas de viviendas por CCAA

Castilla y León (30,5%), Galicia (15,9%) y Comunidad Foral de Navarra (15,7%) registraron las tasas anuales de variación más elevadas en enero en el número total de fincas transmitidas.

Por su parte, País Vasco (-9,1%), Andalucía (-5,9%) y Comunitat Valenciana (-5,4%) presentaron las tasas anuales más bajas.

Atendiendo a las compraventas de viviendas registradas, las comunidades autónomas que presentaron los mayores aumentos fueron Castilla La Mancha (25,8%), Castilla y León (21,1%) y Galicia (20,5%).

Por su parte, La Rioja (-12,8%), Comunidad de Madrid (-11,6%) y País Vasco (-11,5%) registraron los mayores descensos.

Logotio INE

www.ine.es

Noticias de interés

Financial Times: Recuperación del mercado inmobiliario de la vivienda en 2024

COAPI de España: El año 2023 fue un punto de inflexión para la economía española y su mercado inmobiliario