Las oficinas evolucionan: más humanas, personalizadas y sobre todo colaborativas

0
764

 

La evolución de la tecnología y los cambios en las culturas y estructuras empresariales han provocado una transformación en los espacios de oficinas y todo este universo ha sido tratado en la jornada de “Oficinas Rethink” celebrada recientemente en Barcelona.

 

El evento, patrocinado por Ofita y Tarkett, dos marcas líderes del sector, contó con la asistencia de numerosos profesionales y se analizaron los últimos y próximos proyectos de oficinas, así como las claves para modernizar los espacios de trabajo, las necesidades de los clientes, el trabajo con marcas líderes globales, la transmisión de valor corporativa, la cadena de valor inmobiliaria, el interiorismo corporativo o las claves para intervenir en edificios existentes, entre otros.

 

En el curso de su ponencia, María López, Director Comercial de Ofita, expuso que “nuestras formas de trabajar en la oficina y el uso que se le da al espacio de trabajo han experimentado un cambio significativamente durante estos últimos años. Según un estudio de Ofita, prácticamente ya pasamos el 60% de nuestra jornada laboral reunidos o colaborando con otras personas, presencialmente o a distancia, mientras que el 40% de los puestos operativos están vacíos a cualquier hora del día, debido a las variedades del trabajo a distancia, la flexibilidad laboral  y el auge del trabajo colaborativo”.

 

Se está comprobando que se puede ser más competitivo utilizando los puestos de trabajo flexibles y el modelo de mesas de trabajo fijas para los empleados va desapareciendo. Como resultado, se requiere menos espacio. María López concluye que “Por lo tanto, las empresas están malgastando un 40% de costes inmobiliarios que no necesitamos, mientras que los espacios de reunión/colaboración están saturados. Las nuevas dinámicas de trabajo están revolucionando el diseño de oficinas hasta el punto de que el modelo tradicional (1 trabajador = 1 puesto de trabajo asignado, despachos cerrados y jerarquizados… ) ha quedado obsoleto”.

 

En la oficina 3.0 el espacio reservado a las zonas colaborativas asciende hasta más del 60% y no solo se aumenta el número de metros cuadrados compartidos en la oficina, sino que su diseño también se está transformando con la irrupción de las nuevas tipologías de entornos y elementos que hace poco inusuales en la oficina como espacios informales o zonas de relax.

 

No obstante, los cambios laborales no son fáciles. Además de un uso del espacio diferente, los nuevos entornos de trabajo adelantan un cambio de diseño llamativo. Las oficinas serán más humanas y estarán adecuadas a la manera de entender del mundo laboral y personal de los millennials (quienes en el año 2020 supondrán el 50% de la población de nuestras oficinas). Para ellos, la oficina debe ofrecer flexibilidad espacial y temporal, adaptando el trabajo a  la vida personal, no siendo el horario muy estricto (un horario en el que se cumplen tareas y objetivos, y no horas).

 

Los tiempos en la oficina están cambiando.