Lo que respondió Dionisio II, el Joven

0
1920

 

Dionisio II, el Joven, un seguidor “peculiar” del platonismo (1) griego, recién derrocado de su reino de Siracusa, y por tanto, en uno de los peores trances de su vida, fue interrogado de la siguiente manera: «¿Para qué te sirve ahora la filosofía de Platón?» Su respuesta se recuerda muchos siglos después y perdurará sin duda en la memoria de los hombres justos: «Para ver la inconstancia de la Fortuna sin admirarme y en sufrirla sin quejarme.» (2)

Dionisio II había pasada varias veces de la Fortuna al Infortunio y por eso podía hablar con conocimiento de causa. No le sorprendía el segundo porque a lo largo de su vida lo había sufrido varias veces y sabía también lo inútil que resulta quejarse en la derrota, de lo ocurrido antes.

De él se cuenta también que «…todavía se distinguía en su alma aquel fondo de inclinaciones bajas que recibió de la naturaleza, y aquellos pensamientos elevados que debía a su primer estado; y así es que hablaba como un sabio y obraba como un loco.»(3) Y en la primera entrevista que, ya derrotado, le concedió Filipo de Macedonia, padre del que sería Alejandro El Magno, se cuenta que Filipo le preguntó: «…que cómo podía haber perdido el imperio que su padre había conservado durante tanto tiempo. ―«Porque heredé su Poder, pero no su Fortuna―» (4), contestó.

Quedémonos con lo mejor de Dioniso II, y ni nos admiremos con lo que nos pasa, si nos va bien, ni nos quejemos, en caso contrario. Actuemos en cambio, aceptando que el infortunio nos golpea a veces y que la Fortuna nos sonríe otras. Y en medio de esas fuerzas no humanas, nuestra razón es el piloto a seguir.

 

 

Miguel Villarroya Martín, a  18 de febrero de 2016 / Madrid. España / RdP.008 / ventasgrandes.net

Notas:

(1) Platón visitó varias veces Siracusa. En la segunda: «…Los enemigos de Dión, seguidor de Platón y consejero de Dionisio, hacen correr el rumor que éste había hecho llamar a Platón, para convencer al tirano y hacerle un instrumento de su política. Esta atmósfera de desconfianza, a pesar que inició la paideia, la educación, la impresión que le causó el nuevo tirano, más amigo del placer que de la justicia, de la riqueza que de la verdad, del juego que de la sabiduría, le hacen desistir de su empresa.»

(2) Su repuesta ennoblece una vida que no fue ejemplar. Véase por ejemplo la entrada de la Wikipedia: Dionisio II de Siracusa

(3) Viaje del joven Anarcasis a la Grecia. Escrito por Jean-Jacques Barthélemy. (1.811). Página 264. Libro escaneado por Google Books.

(4) Viaje del joven Anarcasis a la Grecia. Obra citada. Página 265.

(5) Imagen: Rendición de Dionisio II, el Joven frente a Timoleon. La imagen utilizada se encontraba en la Wikipedia bajo el rubro de dominio público. Agradecemos su libre uso.