Guindos del Banco Europeo avisa de un cambio de tendencia en el mercado inmobiliario por la subida de intereses

0
640
subida interés

Después de un periodo positivo para el sector inmobiliario que no ha parado de crecer, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha avisado de que podría originarse una nueva etapa negativa en la Eurozona por la subida del interés. Una nueva etapa que ya se manifiesta en los nuevos cambios en la demanda y en los tipos interés. Además, esto provocaría la reducción de los precios de la vivienda.

Esta subida del interés está elevando los niveles del euríbor al 2%. Un hecho que está causando el encarecimiento de los préstamos hipotecarios tanto los de tipo variable como los de tipo fijo. Esto a su vez provocaría una disminución de la demanda de inmuebles. Una demanda que ha aumentando en los últimos años, incrementando el precio de las viviendas.

La tendencia de crecimiento registrada en los últimos años en el mercado inmobiliario fue gracias a la covid que tuvo efectos positivos en el sector. El valor de las viviendas aumentó al convertirse los inmuebles en un bien muy apreciado debido a las limitaciones de movilidad.

En suma, los bajos tipos de interés y las inyecciones de liquidez permitieron que la vivienda se presentase como un bien con una alta rentabilidad. A ello, se añade el ahorro que llevaron a cabo los hogares en la pandemia que posteriormente invirtieron en la adquisición de inmuebles.

Familias y bancos más fuertes para soportar la corrección de precios de la vivienda

Sin embargo, esta situación podría cambiar completamente, perjudicando al sector de la vivienda. Así lo expone Luis de Guindos: “Las vulnerabilidades en los mercados inmobiliarios residenciales de la zona del euro también están aumentando a la luz de los continuos aumentos de precios y el vigoroso crecimiento de los préstamos hipotecarios”. Durante los primeros meses de 2022, los costes de los inmuebles aumentaron un 9,8% en el área euro, la mayor subida desde los años 90s.

El vicepresidente del Banco Central Europeo continuó, argumentando que “desde principios de año, las respuestas de las encuestas a hogares sobre la intención de comprar una vivienda han disminuido y los bancos han reducido sus expectativas sobre la demanda de créditos hipotecarios, lo que apunta a un mayor potencial de corrección de los precios de la vivienda”.

A pesar de este cambio de la tendencia, el sector bancario y las familias poseen mayores y mejores recursos para hacer frente a la situación. No como sucedió en el año 2007. Las entidades financieras poseen una posición más fuerte, mientras que las familias no se encuentran tan endeudadas como en el caso de 2007. Por lo que, la sociedad está más preparada para hacer frente a la corrección de los precios de los inmuebles.

Otro de los aspectos que ha querido resaltar Guindos es la importancia de la subida del interés para controlar la inflación ante una posible recesión. Aunque se esté endureciendo los requisitos en la política monetaria, esta decisión está permitiendo reducir la inflación a los niveles deseados en un 2%.

Evolución positiva de la inflación tras los incrementos de los tipos de interés

Para llegar a estos niveles, todavía queda un largo camino por recorrer, lo que supondrá más subidas en el precio del dinero. A pesar de la última subida de los tipos de interés en 75 puntos, esta subida continúa impulsando la demanda agregada.

Respecto a los incrementos del interés para rebajar la inflación, Guindos ha señalado: “En este contexto, decidimos aumentar los tipos de interés en 0,75 puntos porcentuales en nuestra reunión del Consejo de Gobierno la semana pasada. Este gran paso anticipó la transición de un nivel altamente acomodaticio de los tipos de política hacia niveles que asegurarán el regreso de la inflación a nuestro objetivo de mediano plazo del 2%”.

Aunque llegue la recesión y la desaceleración económica, el vicepresidente del BCE mantiene la postura de seguir incrementando el interés. Solo de esta forma, podrán volver a situar a la inflación en el 2%.

“Es cierto que no estamos en un clásico episodio de sobrecalentamiento impulsado por la demanda, y que la energía sigue siendo el factor principal del aumento de la inflación y la desaceleración del crecimiento. Pero con el bajo nivel actual de los tipos de interés, la política monetaria sigue siendo acomodaticia, lo que respalda la demanda y, en última instancia, también contribuye a las presiones sobre los precios”.

Como parte final, Luis de Guindos ha querido hacer hincapié en la evolución que esperan conseguir de la inflación. “Con la inflación en niveles récord, una postura de política monetaria tan acomodaticia ya no es apropiada. Además, debemos asegurarnos de que las expectativas de inflación permanezcan bien ancladas hasta que pasen los choques actuales para facilitar el regreso de la inflación a nuestra meta de mediano plazo”.

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

El Banco Europeo seguirá subiendo el interés para disminuir la inflación

Estados Unidos con los tipos de interés más altos desde 2008