Resurge el negocio de los subasteros inmobiliarios

0
269

La recuperación económica no resuelve el problema de la vivienda, y resurgen los subasteros inmobiliarios.

Consecuencias de la recuperación económica, el precio de la vivienda

Con la recuperación económica, las personas más desfavorecidas se están viendo más perjudicadas. Está existiendo una clara subida del precio de la vivienda, especialmente en Barcelona y Madrid, ciudades muy castigadas por los desahucios. Ya en el momento más delicado de la crisis, y con la presión social, el Partido Popular aprobó un decreto para proteger a familias sin recursos que difícilmente podían afrontar el pago de sus hipotecas.

Han sido varias las prórrogas establecidas para el pago de estas hipotecas, estando vigente hasta mayo de 2020. Este decreto permite suspender los desahucios de familias en riesgo de exclusión, ya sea por bajos ingresos o una especial vulnerabilidad. Los últimos registros apuntan que la prórroga de pago evitó casi 30.000 desahucios, más de 38.000 reestructuraciones de deuda, y en torno a 7.000 daciones en pago. Por el contrario, en los últimos años se ejecutaron 130.000 desahucios de familias.

El papel de los subasteros en el sector inmobiliario

Para poder acogerse a la prórroga, la vivienda subastada tiene que estar adjudicada al banco. Si la vivienda es adquirida por un tercero (subastadores), la prórroga no es operativa. Con la recuperación económica, han aparecido nuevos subasteros inmobiliarios, algunos de ellos adquiriendo viviendas por debajo del valor de mercado, y haciendo un buen negocio.

Con esto se demuestra que existe un agujero en el sector inmobiliario, que no se resuelve con la recuperación económica, y que afecta especialmente a las grandes ciudades. Los gobiernos de países europeos, han abandonado el sector inmobiliario, dejándolo a merced de subasteros que incentivan el aumento del precio de la vivienda. Es un hecho que han invertido menos en la construcción de vivienda protegida, en España se ha reducido paulatinamente en los últimos 20 años la construcción de vivienda protegida en un 90%.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI)

Debido a este abandono de los gobiernos, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) no ha tenido más remedio que actuar, y ha comenzado a financiar viviendas en Sttutgart, Berlín o Málaga. Además, ha empezado a activar programas como la Asociación Público Privada, con viviendas sociales en Dublín.

 

Noticias Relacionadas

¿Qué se espera en 2019 en el sector inmobiliario?

Radiografía del sector inmobiliario

El 65% de los desahucios en España son derivados del alquiler