Esta no es una crisis inmobiliaria como la de 2008… ¡cierto, pues básicamente, es la misma!

0
1064
Esta no es una crisis inmobiliaria como la de 2008… ¡cierto, pues básicamente, es la misma!

Tradicionalmente A≠B denota la desigualdad de dos cosas distintas  y a eso corresponde la primera parte del título de este artículo (1) Los que sostienen esta tesis ─son la inmensa mayoría─ anotan con cuidado las diferencias. Y así, expresan cosas tales como: las dos crisis son distintas porque, por ejemplo:

  • El mercado inmobiliario hoy  no tiene una sobre oferta de inmuebles como los que tenía en 2008.
  • Hoy construimos un número de viviendas nuevas muy, muy,  inferior a las de entonces.
  • Promotores y compradores no están hoy sobre endeudados como lo estaban antes.
  • Tampoco hoy puede hablarse de sobre demanda.
  • Hay más ahorro en las familias y estas se han des apalancado -amortizado sus deudas- durante estos años.
  • Multitud de empresas (promotoras, constructoras, cooperativas, agencias intermediarias…) han desaparecido hoy, respecto de 2008
  • La situación financiera-inmobiliaria es distinta: ahora no hay hipotecas subprime.
  • El origen de las dos crisis es distinto, antes financiera, ahora la pandemia.
  • Etc. (Seguro que un experto en crisis podría encontrar mil diferencias.)

 … Así que para la mayoría no hay duda: A≠B y por tanto: Esta no es una crisis inmobiliaria como la de 2008.

Pero…  Si me electrocuto mañana ¿importa algo si la tensión mortal es una u otra? ¡Qué más dará su voltaje! ¿Es distinto morir por una descarga de 10.000 v. que por una de 50.000 v.? Seguro que entre las dos formas de muerte podemos encontrar mil diferencias, pero todas estas se desvanecen frente a su resultado. Esto es, aunque las circunstancias pudieran ser muy diferentes, A=B. El resultado, mortal, iguala las dos situaciones.

Pero… ¿Está la agencia inmobiliaria hoy igual que lo estaba en el 2008?

Seguro que no. Y de nuevo podríamos listar múltiples diferencias si nos atenemos a muchos de sus aspectos distintivos. Es decir, que también la respuesta más extendida sería la de A≠B. Esto es, que la agencia inmobiliaria actual está en mejores condiciones que lo estaban en 2008 para superar la crisis.

Pero entonces… ¿por qué insistimos en que esto es una falsa percepción y que, por el contrario,  estamos en una situación A=B?

Porque la situación competitiva global de las agencias, eso sí por distintas causas y circunstancias entre una y otra crisis, es la misma: lo que iguala las dos situaciones es la enorme dificultad de salir con bien de este huracán.

Otro apoyo a la igualdad es la necesaria respuesta ante esta crisis, ante cualquier crisis (hubo que hacerlo en la de 2008, en la de los noventa y en las anteriores). En todas, lo que las iguala es la necesidad vital de superarlas.

Los que venden brotes verdes como los que venden humo inmobiliario no se lo dirán pero… o supera usted la crisis o su negocio terminará. No hay ninguna otra opción. O sobrevive o muere.

Esto es lo radical. Por eso,  no se entretenga en nada que no sea en preparar -si no lo tiene- un plan de gestión contra la crisis; usarlo y aplicarlo si ya lo tiene; controlarlo si ya lo ha puesto en marcha y modificarlo, en función de los resultados que vaya obteniendo. ¡Hágalo, deprisa, deprisa pues el lobo siempre mata a los rezagados!

Y uno puede retrasarse por diferentes motivos. No se distraiga sobre si son galgos o son podencos; no, en si esta es igual (A=B) o distinta a la anterior crisis (A≠B); olvide los mensajes optimistas, que abundan mucho,  o pesimistas, que abundan menos. Ambos grupos de mensajes tienen fuentes o emisores con intereses diferentes. Y ambos están equivocados. El futuro no está escrito y nadie puede conocerlo. Ocurrirá…lo que ocurra y no lo sabremos hasta que sea pasado. Siempre ha sido así. Su futuro dependerá de lo que haga usted con lo que tiene.

Sobrevivir o no dependerá de lo ajustado, rápido e intensas que sean nuestras acciones frente a las solicitaciones del entorno caótico en el que hemos recaído.

Así que… ¡En vez de quejarse o hacer oídos prestos a lo que le dicen o lee, mantenga con firmeza, en cambio, su plan de combate contra la crisis!   

Me despido a la romana: ¡Hoy más que nunca, siga con salud!

Colaborador:

Miguel J. Villarroya Martín

API /Arquitecto Técnico

Notas:

(1) Léase el editorial del economista.es  publicado el 6 de octubre de 2020 titulado precisamente: Esta no es una crisis inmobiliaria como la de 2008. Aunque yo no crea en la desigualdad, vale la pena leerlo. Este es su enlace: https://revistas.eleconomista.es/inmobiliaria/2020/octubre/esta-no-es-una-crisis-inmobiliaria-como-la-de-2008-EI4857969

Noticias relacionadas