Plan de negocios para una Ecommerce

0
162

Empecemos por el principio. Realmente, ¿qué es un Business Plan o plan de negocios? Es un documento en el que se dejan claros tanto el procedimiento como la estrategia que va a seguir nuestro negocio, ya sea una tienda online o cualquier tipo de negocio.

Es importante desarrollar un plan de negocios por varios motivos, el primero, para investigar a la competencia y saber cómo superarla. Segundo, localizar nuestros puntos débiles y derribarlos; tercero, saber definir a nuestro cliente ideal; y por último, saber concentrar las labores de cada trabajador de nuestro equipo de trabajo para desempeñar mejor una sinergia laboral.

En un plan de negocios definimos los objetivos que llevaremos a cabo, de qué forma, qué estructura organizativa tiene nuestra empresa, inversión, soluciones a posibles problemas, etc.

Pautas para hacer un Business Plan

El documento no debe ser del todo extenso, el tamaño ideal debería ser de entre 20 y 25 páginas.

Es importante mantener un estilo acorde a nuestra marca.

Deberemos adaptar nuestro plan de negocios a nuestro público objetivo.

Estructura del plan de negocios

Todo plan de negocios debe tener una estructura mínima y diferenciada en cuatro partes: carta de presentación, portada, índice, resumen ejecutivo.

  • Carta de presentación

Toda la información relevante de nuestra empresa, como si la fuésemos a presentar a alguien que deba aprobar nuestro proyecto empresarial.

  • Portada

Es importante dar buena impresión, y en una portada mostramos el valor y estilo de nuestra marca, incluyendo por supuesto el logo.

  • Índice

Debemos mostrar bien la estructura de nuestro plan de negocios, y llevar al lector a las secciones que quiera encontrar rápidamente.

  • Resumen ejecutivo

Es realmente donde marcamos toda la estructura de nuestro plan de negocios. Por ello es importante tener primero una visión general y luego ir concretando.

Dentro del resumen ejecutivo, debemos intentar poner siempre una estructura con las siguientes pautas: el papel de nuestra empresa; el papel de la competencia; plan de marketing; plan de operaciones; y plan de financiación.

El papel de nuestra empresa en el Plan de Negocios

Aquí hay que responder a dos preguntas muy importantes: ¿Quiénes somos? Y ¿Qué planeamos hacer?

Es necesario responder a estas preguntas para que la gente entienda mejor la identidad corporativa de nuestra marca. Pero claro, realmente qué debemos poner o de qué debemos hablar en este apartado… Pues una buena estructura sería la siguiente:

  • Estructura y composición del negocio: sociedad anónima, sociedad limitada, autónomo, etc.
  • Fecha: en la que se establece el negocio.
  • Naturaleza: qué vendemos, qué ofrecemos.
  • Sector o industria: inmobiliario, etc.
  • Valores el negocio: de dónde venimos y a dónde vamos.
  • Antecedentes: tanto del negocio como de los trabajadores.
  • Objetivos: a corto, medio y largo plazo.
  • Presentación del equipo: organigrama.

Una vez definidos estos ítems, lo siguiente es estudiar a la competencia.

El papel de la competencia

Por muy claras que tengamos las cosas con respecto a nuestro negocio, estudiar a la competencia es básico para aprender de ella, tanto de sus fallos como de sus logros.

Una de las claves del éxito de nuestro negocio pasa por tener controlado el mercado en el que nos movemos, y eso lo conseguimos estudiando a la competencia.

A continuación detallamos lo que debemos incluir en nuestro plan de negocios sobre la competencia:

  • Tamaño del mercado: dependiendo del tamaño puede ser más o menos rentable. La oferta y la demanda.
  • Fortalezas del mercado: hay que conocer la situación actual y futura de la industria en la que estamos o vamos a estar, y plasmar bien los principales puntos fuertes del mercado.
  • Competencia: debemos hacer un estudio de al menos una o dos empresas que sean competencia directa, con “nombre y apellidos”.

Una vez estudiada la competencia, realizaremos un análisis DAFO ante ellas, es decir, indicar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de nuestra empresa ante la competencia.

  • Estrategia competitiva: en este caso, una vez estudiada la industria, mercado y competencia, indicamos una estrategia a seguir para destacar. Cómo ser más competitivos con precios más bajos; ofrecer productos o servicios diferenciados o de mayor calidad; segmentar un nicho de mercado para hacerlo más rentable; etc.

Plan de marketing

Para tener mayor presencia en el mercado, es importante dejar claro en nuestro plan de negocios una estrategia de marketing.

Dentro del marketing existen dos aspectos importantes a destacar, que son la segmentación del mercado y la promoción de nuestros productos.

Si hemos hecho bien nuestro trabajo, ya sabremos a quién nos enfocamos para vender nuestros productos o servicios, y es importante para rentabilizar las ventas y conocer bien a nuestro cliente objetivo, en qué trabaja, dónde se ubica, qué aficiones tiene, costumbres, etc.

En cuanto a la promoción de nuestros productos o servicios, hay que saber que el cliente sigue una serie de pasos hasta que toma la decisión de adquirirlos.

Los pasos que sigue el cliente son los siguientes:

  • Conocimiento de la marca.
  • Muestra de interés.
  • Evaluación del producto o servicio.
  • Tanteo: quieren hacer una prueba de nuestros productos o servicios.
  • Fidelización: les gusta el resultado.

Una vez que sabemos en qué consisten estos pasos, debemos tener un plan de publicidad y promoción, y un plan de distribución y venta.

  • Plan de publicidad y promoción

Canales en los que nos vamos a promocionar: páginas web, medios digitales, mercados de interés. Objetivo de nuestro plan, acciones SEO, redes sociales, marketing tradicional, etc.

  • Plan de distribución y venta

Canales en los que vamos a vender. Formas de pago. Atención al cliente. Posibles descuentos u ofertas. Seguimiento de la venta. Servicio postventa. Etc.

Plan de Operaciones

El plan de Operaciones consiste en plasmar cómo se va a vender, es decir, el proceso que se va a llevar a cabo para la venta del producto o servicio. En este caso entran en juego dos premisas, la Cadena de suministro, y el Proceso de producción.

  • Cadena de suministro

En este caso consideramos los posibles intervinientes en la operación de venta, estos pueden ser: proveedores, instalaciones, personal, equipo material, posibles envíos, inventario, y la atención al cliente.

  • Proceso de producción

En el caso de una ecommerce, hay que tener en cuenta el tiempo invertido en la preparación del producto y la cantidad producida en dicho tiempo. Mecanismos y tiempos de entrega. Respuesta a la demanda y previsión ante posibles problemas de producción.

Plan de financiación

Hay que plantear una tabla o lista de previsiones y resultados, indicando las fuentes de ingresos y los gastos.

Es necesario ser lo más preciso posible en el cálculo financiero para que el resultado final sea lo más acertado posible a las previsiones.

Tenemos que indicar correctamente un plazo determinado de financiación, que por norma general debe ser de un año, a ser posible cuadrarlo con un año natural.

Lo más lógico es hacer un balance, apuntando los activos (los valores materiales de la empresa) y los pasivos (lo que nuestra empresa debe). Y además, tener en cuenta el costo directo de las ventas, los gastos de producción, nóminas, marketing, salarios de los trabajadores, impuestos, ganancias, facturación, etc.

Curso Diseñar un Plan de Negocios

Si queremos más información, en www.apiformacion.es hay un curso sobre cómo diseñar un Plan de Negocios bastante completo, con el que podremos hacer un Business Plan bastante detallado y atractivo para nuestra empresa: https://www.apiformacion.es/cursos/curso-inmobiliario-disenar-un-plan-de-negocio/

Colaborador:

Miguel Ángel Rojas
Community Mannager

NOTICIAS RELACIONADAS