La promoción de viviendas necesita menos regularización y más coinversión

0
186
Coinversion inmobiliaria
Coinversion inmobiliaria

Ante la imperiosa necesidad de oferta de vivienda en nuestro país, además de la iniciativa gubernamental para potenciar la promoción urbanistica y regular gestión del suelo,  las grandes promotoras se están asociando entre sí siendo muy conscientes del déficit acumulado tras la crisis y por lo tanto de la importancia que cobra el capital en este entorno financiero. Detrás de estas alianzas o coinversiones subyace la necesidad de no presionar a los accionistas y minimizar el consumo de caja.

El modelo de coinversión no es nuevo, ya existía con la burbuja inmobiliaria  y la crisis lo derribó. La coinversión se realizaba con los bancos. Tras la crisis las compañías se han capitalizado con inversión extranjera, y el crecimiento genera mayor capitalización a su vez.

Hasta ahora, no era muy habitual en España pero en Europa las grandes compañías solían ir levantando promociones de viviendas a la vez que iban encontrando fuentes de cofinanciación y de inversión inmobiliaria. Estos modelos de inversión que suelen asociarse a grandes fondos acaban siendo muy sostenibles  a largo plazo .

En nuestro país las inversiones inmobiliarias se enfocaban en oficinas y retail, sectores muy turbulentos en los últimos años. Actualmente hay un giro hacia lo residencial y la promoción de viviendas lo cual justifica la necesidad de socios locales de financiación. En España se espera retornos del 15% sin llegar al 20% europeo en la inversión residencial, pero el especial interés en este ámbito justifica la diferencia.

Las grandes inmobiliarias optan por la coinversión para quedar mejor situadas en bolsa inmobiliarias pero su situación es compleja porque existe una gran diferencia entre el valor inmobiliario de los activos que tienen y el precio al que cotizan.

Claves y futuro de la coinversión

Los elementos claves para la coinversión podrían enumerarse:

  1. El socio local con capacidad de ejecución,
  2. El portfolio que muestre, visibilidad de ejecución con retornos equilibrados al riesgo de la operación, los retos-objetivos y la flexibilidad posible con los socios.

El futuro inmobiliario español irá de la mano de la coinversión y de empresas españolas especializadas en la compra de suelo, diseño y construcción de edificios. Las fuentes de financiación serán externas como fondos de universidades, fondos de pensiones o patrimonios privados.

Noticias de interés

La subida de la financiación y la ralentización en las ventas, desemboca en una caída de la construcción de vivienda nueva en 2023

Reactivación de la Ley del suelo para agilizar el sector de la promoción y el urbanismo