Se prepara la nueva regulación del alquiler vacacional en Canarias

1
278

El Gobierno de Canarias presentó el pasado mes de mayo un borrador del nuevo decreto para  regular el alquiler vacacional en el archipiélago. La idea es impedir su desarrollo en suelo residencial en zonas turísticas, aunque con excepciones.

Según el consejero regional de Turismo, Isaac Castellano, el objetivo del Gobierno es “actualizar” la normativa, la “sostenibilidad y calidad” y evitar el “crecimiento desordenado” sobre el territorio. Además, se abre la puerta a que las corporaciones locales establezcan “excepciones” o fijen “marcos flexibles”, dejando claro que por jerarquía urbanística, primará el criterio de los cabildos sobre el de los ayuntamientos.

Por otra parte, el borrador del decreto detalla diferencias entre los propietarios. Los que posean tres o más viviendas tendrán categoría de actividad profesional y deberán contar con trabajadores y un equipamiento mínimo, al igual que las casas rurales. También debe haber operativo un teléfono 24 horas para registrar incidencias.

En cuanto a las plataformas digitales, el borrador establece que las viviendas ofertadas deben contar con el número de registro y si se detecta alguna plaza irregular, deberán ser eliminadas en un plazo máximo de seis meses.

Igualmente, el consejero ha incidido en que el decreto no toma medidas sobre las comunidades de propietarios, ya que la ley de propiedad horizontal es competencia del Estado.

Según el último estudio de la Comunidad Autónoma en 2017, Canarias dispone de un total de 31.970 casas en régimen de alquiler vacacional  (casi un 6% más que el año anterior) y un total de 131.030 camas (un 1% más). De ellas, más de 6.000 casas están autorizadas por los cabildos.

 

El borrador presentado se somete ahora a un periodo de información pública para ser aprobado definitivamente en Consejo de Gobierno a finales de año.

Las viviendas de alquiler vacacional tendrán seis meses para adaptarse a la nueva normativa una vez que sea aprobada, quedando fuera de la regulación las islas verdes.

Para llevar a cabo la aplicación del decreto, la Comunidad Autónoma se iniciará un plan de inspección turística que atenderá “de forma destacada” al alquiler vacacional.