Las subidas del tipo de interés afectará a la capacidad de pago de las hipotecas, según AHE

0
846
Colaborador: ¿Cómo ha funcionado la moratoria de las hipotecas y del alquiler?

La subida de los tipos de interés podrá afectar a la flexibilidad de pago de las hipotecas de las familias según el informe del último trimestre de 2021 Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Dentro de dicho estudio, la Asociación Hipotecaria ha señalado que: “A futuro habrá que observar el impacto que pueda generar sobre la capacidad de reembolso de los hogares un nuevo escenario de tipos de interés al alza, máxime si se tiene en cuenta que aproximadamente el 75% de la cartera viva responde a un interés variable”.

Sin embargo, aunque en 2021 se alcanzó números récords de contratación de las hipotecas fijas y en el primer mes de 2022 las cifras continuaron situados en máximos, la importancia de estas en la cantidad de préstamos para la adquisición de inmueble, es decir de pago pendiente, no llegaron a ser ni una cuarta parte del total.

A lo largo del año, el Banco Central Europeo (BCE) podrá aplicar posibles incrementos de los tipos de interés en las hipotecas para frenar la tendencia al alza de la inflación. Esta medida ha llevado a que entidades como Bankinter prevean cifras positivas respecto al Euríbor en 2022.

La dudosidad del crédito experimenta un leve incremento

Uno de los datos destacables que concluye el informe de AHE reside en la recuperación positiva de crédito dudoso perteneciente al sector privado morador. Dicho crédito finalizó 2021 con un 4,3%, disminuyendo un 0,1 punto respecto al anterior trimestre y cayendo un 0,2 si lo comparamos con el último trimestre de 2020. A lo largo de 2021, el saldo de créditos dudosos se redujo un 4,7% para llegar a situarse en la cifra de 54.548 millones de euros.

En cuanto al nivel de dudosidad del crédito para la compra de inmueble se mantuvo estable a pesar de su leve subida. La dudosidad se cifró en el 3% e incrementado un 0,1 puntos en tasa interanual.

El aumento de la dudosidad en un 1,5% no se equilibró con la leve subida del saldo vivo de un 0,3%. El nivel de dudosidad para la compra de un inmueble está causado por la subida de los créditos dudosos en los EFC, establecimientos financieros de crédito, ya que en los balances de las empresas de depósito se siguió declarando la reducción de las exposiciones de estas características.

En cuanto a los activos destinados a la rehabilitación de inmueble continuó con su recuperación finalizando el año pasado en un 4,8%. Esto supuso una reducción de 0,7 puntos respecto a 2020 y de 0,5 puntos en comparación al trimestre previo.

Por otro lado, el volumen de dudosidad del activo para el consumo terminó en un 5%, cayendo 0,1 puntos tanto a nivel interanual como trimestral. Pero en niveles levemente por encima de los obtenidos hace dos años, aunque haya mejorado sus números durante el pasado trimestre.

Tasa de dudosidad de las actividades productivas

Durante el año pasado, el nivel de dudosidad de las actividades productivas alcanzó un 4,8%. Esta dudosidad se incrementó un 0,2 respecto a 2020 y un 0,1 en cuanto al trimestre anterior.

Cabe destacar que en 2013 la dudosidad de las entidades no financieras se situaron en un 20,3% lideradas por las empresas inmobiliarias y las de construcción que en conjunto, obtuvieron una dudosidad del 37%. En diciembre de 2021, la recuperación continuó al alza, alcanzando una tasa dudosos ambos sectores del 5,2%.

De los sectores favorables, el que peor dato de créditos dudosos registró fue el de la construcción con un nivel del 8,5%. Este dato se redujo un 0,2 a nivel trimestral y un 0,7 a nivel interanual. En el sector inmobiliario, la dudosidad disminuyó un 0,9 anual y un 0,3 trimestral, situándose en un 4,1%.

La segunda actividad con mayor tasa de créditos dudosos tras la construcción fue la hostelería, experimentando una evolución negativa respecto a los peligros crediticios. La hostelería obtuvo a finales del año pasado una dudosidad del 7,7%, aumentando respecto a 2020 cuyo dato fue de un 5,4%.

Previsiones negativas para 2022

Debido a la crisis sanitaria, las actividades que más perjudicadas salieron por las medidas implantadas como el distanciamiento social fueron las que peores datos registraron en tasa de dudosidad. Esto causará que a lo largo de 2022, estos sectores más perjudicados aumentarán su volumen de dudosidad. En mayor medida, aquellas actividades que todavía no se han recuperado de dicha crisis.

Cuando la falta de capital en las hipotecas públicas comience a expirar debido a los elevados tipos de interés, según apunta la Asociación Hipotecaria, la situación empeorará. Sobre todo para los negocios más incapaces de poder cumplir con sus pagos.

Sin embargo, numerosas entidades financieras han admitido que poseen planes para cubrir tales riesgos. Por lo que si dicho supuesto llega a originarse, no afectará gravemente al sector financiero.

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

La morosidad de la banca, en mínimos desde 2009: así ha evolucionado en las últimas décadas

Incertidumbre en la obra nueva por la subida de los materiales de construcción