Api Catalunya presenta las cifras del mercado inmobiliario del ‘año covid’

0
157

La compraventa de viviendas en Catalunya cayó un 18,54% en el 2020.

La Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) y el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Barcelona han dado a conocer el impacto de la COVID-19 y de la tercera ola en el mercado durante el último trimestre del 2020. Los datos han sido ofrecidos en exclusiva a los API por parte del Colegio de Registradores.

Pese a la previsible caída anual de las operaciones, durante el cuarto trimestre se registró un ascenso del 15,32% con respecto al trimestre precedente. Esta mejora trimestral fue consecuencia del buen comportamiento tanto del mercado de vivienda nueva, con un aumento trimestral del 5,30%, como del de segunda mano, con una subida del 17,50%.

El precio medio de la vivienda consolidó su estabilización registrando un ligero aumento del 1,54% en el conjunto del año. Barcelona fue la capital más cara (4.176 €/m2), seguida de Girona (2.086 €/m2), Tarragona (1.476 €/m2) y Lleida (1.252 €/m2). En términos absolutos, el importe medio por compraventa de vivienda en Catalunya fue de 204.627 euros, un ascenso interanual del 3,60%.

La Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC) y el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI) de Barcelona han dado a conocer las cifras sobre el impacto de la COVID-19 y de la tercera ola en el mercado inmobiliario de Catalunya durante el último trimestre del 2020. Los datos han sido ofrecidos en exclusiva por el Colegio de Registradores a los API y han sido analizados en comparecencia digital por Vicenç Hernández, presidente de la AIC y CEO de Tecnotramit, Gerard Duelo, presidente del COAPI de Barcelona; Luis Fabra, CEO de Gamerin, y Anna Puigdevall, directora general de la AIC, que ha moderado el acto.

Así pues, según las cifras del estudio presentado, el número de compraventas registrado en Catalunya durante el cuarto trimestre fue de 17.513, un ascenso del 15,32% con respecto al trimestre precedente y con un ajuste del -4,54% con respecto al mismo trimestre del 2019. Esta mejora trimestral fue consecuencia del comportamiento tanto del mercado de vivienda nueva, con un aumento trimestral del 5,30%, como del de vivienda usada, con una subida del 17,50%. En todo el 2020 se registraron 65.904 compraventas, lo que supone una caída del -18,54% con respecto a las registradas en 2019, el menor resultado interanual de los cuatro últimos años.

Los extranjeros acapararon el 11,98% de las compras de vivienda en la autonomía durante el pasado año. Franceses (22,06%), chinos (7,41%) y marroquíes (6,38%) fueron las nacionalidades con un mayor protagonismo. Por provincias, Girona encabeza los resultados con un 24,15% del total de las compraventas realizadas por extranjeros en su territorio, seguida de Tarragona (11,98%), Lleida (8,87%) y Barcelona (8,40%).

Por capitales, en la ciudad de Barcelona se llevaron a cabo 2.497 compraventas en el cuarto trimestre, un aumento trimestral del 6,12%. En el acumulado anual se alcanzaron las 10.277 compraventas, un descenso interanual del -26,50%. Tarragona registró 356 compraventas de vivienda, con un ascenso trimestral del 23,18%, llegando a las 1.221 en el último año, con un descenso interanual del -24,58%. En la ciudad de Girona se realizaron 210 compraventas, lo que supuso una mejora trimestral del 12,30%, alcanzando un resultado anual de 834 compraventas, con un ajuste del -16,60% interanual. Por último, en Lleida se completaron 318 compraventas entre octubre y diciembre, con una mejora trimestral del 10,42%, completando las 1.138 anuales, una corrección interanual del -16,87%.

Con carácter general se observa una cierta pérdida de peso relativo de las capitales con respecto al total de la provincia, especialmente en el caso del municipio de Barcelona. Por provincias, la de Barcelona acaparó el 66,82% del total de compraventas de vivienda de Catalunya en el último año, seguida de la provincia de Tarragona (14,06%), la de Girona (14,03%) y la de Lleida (5,10%). La ciudad de Barcelona registró el 15,59% de las compraventas de vivienda de Catalunya en el último año.

Precios estabilizados en Barcelona y aumentos importantes en el resto de capitales

El precio de la vivienda mostró un ligero descenso interanual del -0,28% en el cuarto trimestre después de que en los últimos trimestres registrase ligeros ascensos. La tasa interanual se situó en el 1,54%, estabilizándose progresivamente. En vivienda usada el descenso trimestral fue del -0,64%, con un ajuste interanual del -0,02%, mientras que en vivienda nueva se mantuvieron los crecimientos, con un incremento trimestral del 0,82% y del 7,93% interanual.

En las capitales de provincia se han producido ciertas diferencias. En la ciudad de Barcelona se ha registrado un precio medio de 4.176 €/m2, acumulando un crecimiento interanual del 1,09%, manteniéndose en máximos de los diez últimos años. En Girona se ha producido un incremento interanual del 9,76%, alcanzando máximos de los últimos siete años con 2.086 €/m2. En la ciudad de Tarragona se ha registrado un importante incremento interanual del 14,13%, llegando a los 1.476 €/m2. Por último, en Lleida capital el crecimiento interanual también ha sido notable, del 15,83%, alcanzando un importe medio de 1.252 €/m2, datos máximos de los últimos siete años.

En términos absolutos, el importe medio por compraventa de vivienda en Catalunya en el 2020 fue de 204.627 euros, un ascenso interanual del 3,60%. Barcelona fue el municipio más caro con un importe medio por operación de 356.966 euros, un 0,26% más que en 2019. En la ciudad de Girona el importe medio fue de 197.213 euros, una importante subida interanual del 19,88%. En el municipio de Tarragona el importe medio se situó en los 130.651 euros, registrando un notable ascenso interanual del 14,76%. Por último, en la ciudad de Lleida el importe medio por compraventa fue de 118.791 euros, un incremento interanual del 16,92%.

La pandemia provoca máximos históricos en la superficie media, el protagonismo de la vivienda unifamiliar y el período de posesión

La tipología de compraventas de vivienda en Catalunya marcó un nuevo máximo histórico por lo que respecta a la representación de la vivienda unifamiliar en las compraventas, con un 20,24% del total, dando lugar al correspondiente mínimo histórico de los pisos, con un 79,76%. La crisis sanitaria ha intensificado la preferencia por viviendas con mayor superficie interior y exterior (terrazas, jardines, etc.). La superficie media de compraventas de vivienda nueva libre fue de 101,62 m2, por encima de los 93,52 m2 en vivienda usada y los 78,60 m2 en vivienda nueva protegida, mostrando una clara tendencia ascendente, con máximos históricos en vivienda nueva libre y vivienda usada. Además, el periodo medio de posesión de las viviendas transmitidas durante el 2020 en Catalunya fue de 17,49 años, con un ascenso interanual del 3,5%, alcanzando un nuevo máximo de la serie histórica.

Éxito de participación y contenido inmobiliario

El evento digital ha contado con una buena representación de las diferentes partes implicadas en la materia y ha sido seguido por centenares de profesionales. Luis Fabra ha presentado el estudio que él mismo ha elaborado con los datos ofrecidos por el Colegio de Registradores y ha destacado que “si bien el mercado inmobiliario catalán se vio afectado por el rebrote del coronavirus y las nuevas restricciones, desde un punto de vista operativo las operaciones de compraventa se han podido realizar con cierta normalidad”. “A pesar de las dificultades, la dinámica del mercado ha sido muy favorable, dando continuidad durante el cuarto trimestre a la recuperación iniciada en el tercero, lo que ha originado un crecimiento del número de compraventas, aproximándonos progresivamente a la situación previa a la crisis sanitaria”, ha indicado el CEO de Gamerin.

Vicenç Hernández, presidente de la AIC, ha querido subrayar que “el comportamiento de los precios, que siempre tiene cierto retraso con respecto a la evolución de la actividad, ha comenzado a mostrar los primeros efectos de una contracción de la demanda tras diez meses de crisis sanitaria” y prevé que “esta situación vaya agravándose con el paso de los meses, aunque dentro de un margen de recorrido no demasiado intenso, en la medida en que el proceso de recuperación 2014-2019 estuvo marcado por una significativa racionalidad por lo que respecta a la evolución de los precios”. Además, Hernández ha aprovechado para recalcar el posicionamiento de la AIC como “asociación profesional alejada de postulados políticos” en materia de alquileres: “La regulación de este mercado debe facilitar el acceso a la vivienda sin trasladar la responsabilidad al sector privado. Se trata de una problemática social que debe ser combatida desde las administraciones públicas. Eso sí, apoyamos la colaboración público-privada y que se generen incentivos para que los agentes privados colaboren en un problema social”.

Por su parte, Gerard Duelo, presidente del COAPI de Barcelona, ha celebrado el “buen comportamiento del mercado de la vivienda en la última parte del año pese a tenerse que enfrentar a una tercera ola que supuso el retorno a las restricciones de movilidad”. “Nuestro sector sigue demostrando que es capaz de adaptarse a las adversidades ofreciendo un servicio cada día más valioso para el consumidor. Cabe destacar también la fortaleza de oferta y demanda, que en meses de cierta incertidumbre han demostrado una vez más su solidez”, ha añadido el experto.

 Colaborador:

www.espaiapi.cat

NOTICIAS RELACIONADAS