El mercado de oficinas, una crisis sin precedentes

0
286

La crisis del coronavirus y los continuos confinamientos no solamente han dado lugar a la destrucción de empleo sino que han cambiado la forma y el lugar en el que se desarrollan las labores profesionales.

Recientemente un estudio de Adecco basado en datos de la Encuesta de la población activa EPA pone de manifiesto el record absoluto de personas tele trabajando, más concretamente 3,5 millones de personas. Desde entonces el total de tele trabajadores se ha ido moderando parcialmente cerrando 2020 con 2,86 millones de personas tele trabajando, el 14,5% del total de ocupados. Esta cifra, que supone un 74,2% de incremento respecto al cierre de 2019, aún es inferior a la de la mayoría de los países de nuestro entorno, la media de la UE se sitúa en un 21,5% de tele trabajadores.

Actualmente la situación de las oficinas ha cambiado completamente con edificios y oficinas prácticamente vacias. El estudio de la consultora Capgemini demuestra que siete de cada diez empresas que trabajan en remoto aumentaban la productividad según reflejan datos en el 3º trimestre de 2020 un 22%, también refleja que el 54% de los trabajadores se sienten desconectados de sus empresas debido al teletrabajo. También se pone de manifiesto que el 80% de los trabajadores quiere volver a la oficina según el estudio de CBRE. El informe Cushman&Wakefield refleja que el 9% no echa de menos la oficina.

De todos estos estudios se ha deducido que la mayoría de las grandes empresas van a apostar por modelos mixtos o híbridos de teletrabajo combinando horas presenciales en oficina con días en remoto.

Compañías como Liberty Seguros o ING ya han dado a sus trabajadores la posibilidad de trabajar, para siempre, desde casa.

La mayoría de las compañías todavía están esperando a que remita completamente la pandemia, o al menos hasta que pase el verano, para tomar las decisiones definitivas sobre los planes de teletrabajo o la posible vuelta a las oficinas.

La duda que surge es si las oficinas van a desaparecer, el presidente de la Asociación Española de Oficinas se ha pronunciado al respecto diciendo que las oficinas no van a desaparecer. También se ha pronunciado el Libre Mercado argumentando que;

El sector de las oficinas ha liderado la inversión del terciario inmobiliario entre 2014 y 2020, tanto en inversión nacional como extranjera. “Concretamente, hablamos de que las oficinas han representado más de 21.000 millones de inversión, del total de 60.000 millones del sector inmobiliario terciario”.

La recuperación económica llegará pronto, de mano de las vacunas y la ciencia. 

El representante de la patronal reconoce que el teletrabajo ofrece numerosas ventajas para la conciliación.

El presidente de la Asociación española de oficinas explica que las oficinas están en continua evolución y que ha dado lugar a la reconversión de las oficinas. “Hay quien dice que la demanda de oficinas se va a reducir, pero quizás lo que ocurra es todo lo contrario, que las empresas requieran de mayor suelo y mayores espacios, creando oficinas con menor aglomeración, con mejor calidad del aire y más saludables para los trabajadores”.

Sin embargo actualmente la situación de incertidumbre  da lugar a que muchas empresas tengan previsto imponer el teletrabajo de forma definitiva. La consultora Laborde Marcet pronosticó que las empresas reducirán un 30% la superficie de las oficinas debido al teletrabajo. En esta situación de pandemia la ubicación estratégica de oficinas y locales se ha vuelto prioritaria lo que da lugar a que las empresas opten por inmuebles localizados en zonas prime.

NOTICIAS RELACIONADAS