Claves para ser un buen agente inmobiliario

0
391

En una noticia anterior, hablábamos sobre las cualidades que debe tener un agente inmobiliario. Dividíamos las cualidades en tres grandes grupos: profesionalidad, valores y habilidades sociales. En esta ocasión veremos tres claves para ser un buen agente inmobiliario, relacionadas con el precio de las viviendas y el propio agente:

1. ESTABLECER BUENA RELACIÓN CALIDAD/PRECIO DE LAS VIVIENDAS

Según Rafael Bello, responsable de la agencia inmobiliaria canaria Re/Max Arcoíris y uno de los profesionales del país que consiguió vender más viviendas en 2012,  asegura que una de las claves es tener viviendas de calidad para la venta y establecer un precio atrayente para ellas. Todo esto es posible realizando un completo estudio de mercado y con un trabajo conjunto entre inmobiliaria y agente.

2.TENER UNA IDENTIDAD PROPIA

Para un agente inmobiliario, tener una personalidad propia conlleva diferenciarse del resto de profesionales del sector, ser “único”. Ser carismático es una buena cualidad, pero no es necesariamente imprescindible, pues es más importante expresar un trato cordial y ser amable.

Pero aunque de entrada parezca complicado, para conseguir una identidad propia hay un buen consejo que es un clásico: Sé tú mismo.

3. COMPAÑERISMO, TRABAJO, ORGANIZACIÓN Y CONSTANCIA

El compañerismo y el trabajo en equipo generan confianza entre otros miembros del sector. Es importante establecer buenas relaciones profesionales.

Tener el trabajo organizado, una agenda, es también una clave fundamental para llevar a cabo el trabajo de forma estructurada, de esta manera el agente se asegura de cumplir con todos los objetivos marcados. Y para ello, viene intrínseca la constancia. Los agentes de éxito perseveran hasta lograr los objetivos que se proponen con esfuerzo y tesón.

Todas estas claves provocan además confianza por parte del comprador. Los clientes perciben cuando un agente desprende profesionalidad y esto es muy importante a la hora de establecer una buena comunicación entre agente y comprador.