8 problemas comunes en las comunidades de propietarios

0
1932

Cuando se forma parte de una comunidad de propietarios, es decir, cuando tenemos vecinos, encontraremos que surgirán una serie de problemas que incumben a todos los miembros del edificio. Esto es algo muy común y estas incidencias suelen darse en todas las Comunidades de Propietarios.

Para resolver estos conflictos se puede consultar la Ley de Propiedad Horizontal, donde se dan respuestas a prácticamente todas las cuestiones que puedan surgir.

Estos son 8 de esos problemas de los que hablamos:

 

1 ASCENSOR

La instalación de un ascensor puede ser un tema muy complejo, sobre todo porque el bloque tiende a dividirse entre los propietarios de las plantas más altas y las bajas. Aquellos que viven en las plantas altas tienen la necesidad, pero los de los pisos bajos o los primeros tienden a negarse a querer hacerse cargo del gasto.

Sin embargo, la Ley de Rehabilitación, Renovación y Regeneración Urbana modifica la Ley de Propiedad Horizontal y ahora basta con el voto positivo del 50% de los vecinos para que se lleve a cabo el proyecto. El resto tendría también la obligación de pagar.

Si no se llega a un acuerdo para la instalación por falta de votos, es posible realizarla si un propietario tiene una minusvalía o movilidad reducida, ya que se consideraría obra de accesibilidad.

Por otra parte, existen casos en los que los Estatutos de la Comunidad exoneran de su pago a los propietarios de bajos y locales.

 

2 ANTENAS

En este caso basta con el voto del 30% para la instalación, pero aquellos propietarios que no estén de acuerdo, quedan exentos del pago y no podrán hacer uso de la infraestructura.

 

3 PRESIDENCIA / ADMINISTRACIÓN

La Lay de la Propiedad Horizontal establece que  “el presidente será nombrado, entre los propietarios, mediante elección o, subsidiariamente, mediante turno rotatorio o sorteo”. El presidente es la representación legal de la comunidad en los asuntos que la afectan. Este cargo es obligatorio y solo se puede renunciar a él justificando una serie de razones pertinentes. Le mejor o peor actuación de los presidentes de comunidad pueden variar en función de las mismas.

Por otra parte, está la figura del administrador. No es obligatoria ya que sus funciones pueden ejercerlas el presidente de la comunidad u otro propietario. No obstante, el administrador es un profesional cualificado y ofrece una gestión eficaz. Algunas comunidades deciden no contratar a uno para no tener ese gasto.

 

4 MOROSIDAD

Debido a las dificultades económicas este problema se ha incrementado.  La forma de proceder en esto casos es realizar un primer aviso amistoso al vecino que tiene la deuda. Si no responde a él en el periodo de una semana, se realiza un aviso por escrito. Si tampoco se pronuncia al respecto y la situación llega al extremo, habrá que recurrir a la vía judicial que terminará exigiendo el embargo de los bienes.

 

5 MANTENIMIENTO

Es inevitable que los edificios requieran un mantenimiento periódico de la estructura del mismo en función a la seguridad y el bienestar de las personas. Esto hay que tenerlo siempre presente, al igual que la reparación de averías urgentes o serias.

Todos los propietarios tienen la obligación de pagar el mantenimiento común del edificio, así como las obras necesarias en las zonas comunes, salvo que el acuerdo pactado para la realización de estas actividades por la Junta de Propietarios sea contrario a la ley.

El tema de la morosidad puede hacer mella en este asunto, pues es necesario que el edificio cuente con un fondo económico para su mantenimiento o los problemas graves que puedan surgir.

 

6 RUIDOS

Este problema es uno de los más comunes. Que se produzca ruido es las horas de descanso es intolerable. Algunas comunidades llegan a establecer normas internas para que sean cumplidas por todos los vecinos.

En el caso de que un vecino sea demasiado ruidoso, normalmente basta con dar un toque de atención. Pero cuando el diálogo no funciona se pueden llegar a tomar vías judiciales.

 

7 CRÉDITO

Es posible que la comunidad necesite pedir un crédito en alguna ocasión especial para hacer frente a los gastos ocasionados por reparaciones, instalaciones o reformas en los elementos comunes. Todos los vecinos están obligados a pagar su parte individualmente y hacerse responsable de ello.

 

8 SEGURIDAD

Los robos y la falta de seguridad son problemas que inquietan a los vecinos. Una de las medidas que toman algunas comunidades es instalar cámaras de seguridad. Al igual que otras decisiones, se debe someter a votación.

 

Estos son problemas tan comunes que seguramente cualquiera de nosotros nos hemos topado con alguno de ellos. Una comunidad está formada por muchos individuos y es normal que se produzcan incidencias tanto al nivel del edificio como a nivel de las personas que lo habitan.

Poner un ejemplo sobre el caso del ascensor es muy recurrente: la división de opiniones e intereses en ocasiones beneficia a unos y perjudican a otros.

Lo ideal es encontrar siempre la manera más justa de solucionar todos los percances y crear una comunidad sana.