Retos inmobiliarios para el 2020

0
382

El mercado inmobiliario español se encuentra en un estado de moderación. Reflejo de ello es el freno que se ha producido en las compraventas y el enfriamiento en el precio de la vivienda. Sin embargo los expertos vaticinan para este año la estabilización en las transacciones inmobiliarias y un crecimiento moderado del valor de los inmuebles.

Según Solvia, en 2020 habrá que:

  • Incentivar la demanda de los jóvenes, tanto con ayudas público-privadas, como en la mejora de la oferta inmobiliaria, otorgando facilidades de acceso a la vivienda.
  • Promover viviendas nuevas en alquiler asequible.
  • Los integrantes del sector reconocen necesario estabilizar los precios del suelo y de los procesos de la construcción.
  • Hacer frente al reto “de paliar la subida de los precios de la construcción, fruto de la falta de mano de obra cualificada y la desaparición de ciertos oficios e industrias.
  • Una de las claves del sector será dar respuesta a la necesidad de viviendas sostenibles y eficientes energéticamente.
  • Impulsar y dar entrada a ofertas especializadas para dar así respuesta a la demanda de un público más específico. 
  • Auge de alternativas inmobiliarias como, por ejemplo, el ‘build to rent’. Es decir construcción por objetivos.

Solvia también ha elaborado un listado con los principales retos a los que se enfrentará el sector inmobiliario en 2020. Y son:

  1. Impulso de la demanda. El reto será hacer frente a los tiempos y procesos de compra, ya que la nueva Ley Hipotecaria ha retrasado la obtención de financiación entre 30 y 50 días.
  2. Innovación tecnológica. Según sus previsiones, 2020 será el año del Big Data aplicado al sector inmobiliario. También se instaurarán simuladores para mejorar los procesos de venta.
  3. Eficiencia. Según la agenda europea, en los próximos años todos los edificios deberán de tener un consumo energético nulo. Asimismo, la energía que se consuma en las viviendas deberá de ser producida por fuentes renovables propias o externas.
  4. Jóvenes. En 2020 habrá que incentivar las ayudas público-privadas, la mejora de la oferta inmobiliaria y la ampliación de facilidades de acceso.
  5. Comprador. El nuevo consumidor se tomará más tiempo para encontrar una vivienda, principalmente por dos motivos: que la elección de vivienda se ajuste a su presupuesto disponible, y que la vivienda disponga de todo el equipamiento tecnológico.

Noticias relacionadas