Todas las claves acerca de la fianza en arrendamientos

0
1075
fianza arrendamientos

Para poder oficializar un contrato de arrendamiento, tanto el inquilino como el propietario tienen que asumir ciertas responsabilidades que deben cumplir. De entre estas responsabilidades destacan la exigencia y la prestación de fianza para los arrendamientos.

¿Cómo se aplica una fianza?

La fianza es el cobro en metálico que lleva a cabo el inquilino para garantizar la protección del propietario de los perjuicios que se puedan causar en el local o domicilio. Se podrá utilizar esta fianza para solucionar tales daños. Si el coste de los daños supera al pago recibido, tendrá la opción el propietario de solicitar al inquilino que le cobre el dinero extra necesario.

¿Existe una cuantía máxima?

El importe total de la fianza es la cuantía económica correspondiente para domicilios a una única mensualidad de la renta y para locales sería de dos mensualidades.

¿Es obligatorio depositar la fianza?

Por obligación administrativa, el dueño de la vivienda debe depositar dentro del Departamento de Vivienda de la Comunidad Autónoma correspondiente a la ubicación del local o del domicilio la fianza. En caso de que lo incumpla y no lo deposita en dicha institución, se procederá a sancionar administrativa al dueño de la vivienda con una multa. Esta sanción tendrá un coste mínimo de 300€, pero podrá incrementarse dicha suma según el territorio autonómico.

¿Exista la opción de pedir garantías adicionales?

La Ley de Arrendamientos Urbanos dentro de su artículo 36 se encarga de regular la fianza. Esta norma legislativa dictamina que existe la opción de pedir garantías extras al inquilino del domicilio cuya cuantía no puede ser superior a las dos mensualidades de renta. En cuanto a las locales, no hay un límite máximo, por lo que el dueño puede solicitar garantías que puedan superar el importe de las dos mensualidades.

Otras utilidades de la fianza: impagos

Debido al caso excepcional que debido a la COVID-19 existe actualmente, el Real Decreto Ley 15/2020 declaró la opción de que el dueño de un local y su inquilino lleguen a un acuerdo para concluir si la fianza será utilizada únicamente para una parte de la renta o para el total de esta. A partir de la fecha del acuerdo, el inquilino tiene que retornar en un año la fianza. O hasta que el contrato concluya en el caso en el que la duración de esta sea menor a un año.

En el supuesto de que no haya un caso excepcional, no se podrá utilizar la fianza para satisfacer las rentas que no se hayan pagado. Por el contrario, sí se podrá utilizar para cubrir las garantías extras impagadas.

En suma, la legislación da la opción al inquilino de que si devuelve en perfecto estado el domicilio, se podrá utilizar la fianza para cubrir el pago de las mensualidades restantes.

Cursos de formación Legislación sobre Arrendamientos Urbanos

En nuestra academia de formación www.apiformacion.es hemos elaborado este curso está dirigido a agencias inmobiliarias. Su objetivo es conocer la legislación especial sobre los arrendamientos urbanos, los tipos de contratos, y las distintas partes de los mismos.

Cursos de formación Modelos sobre Arrendamientos Urbanos

En nuestra academia de formación www.apiformacion.es hemos elaborado este curso dirigido a agencias inmobiliarias. Su objetivo es aprender a redactar los diferentes contratos de arrendamiento y/o relacionados a los mismos.

 

 

 

Ignacio Morales.
Economista – ICADE

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

Bonificaciones para la contratación de empleados en 2022

El avalista en un contrato de alquiler de vivienda, su responsabilidad