El Tribunal Supremo sentencia que no hay comisión inmobiliaria si el propietario desiste de la venta

0
780

El Tribunal Supremo se ha pronunciado al respecto sobre la cuestión de si una inmobiliaria puede exigir al vendedor una comisión por haberle presentado un comprador aunque finalmente no se produjera la venta.

 En esta sentencia se pone de manifiesto que la inmobiliaria interpuso demanda para reclamar la comisión por desistimiento de la venta por parte del cliente después de presentarle al comprador. El Tribunal Supremo estimó la no devolución de la comisión porque no hubo mala fe por parte del vendedor.

La inmobiliaria sin embargo consideraba que debía cobrar por los servicios profesionales prestados al vendedor después de haberle presentado un comprador aunque el cliente finalmente decidiera no vender su casa por el ajuste en el precio de la venta.

Por lo tanto el Tribunal en Sentencia de 24 de marzo no aprecia  “el ejercicio del desistimiento por el vendedor, que tenía la condición de consumidor y usuario, haya sido contrario a la buena fe ni constituya un abuso. Teniendo en cuenta que el vendedor no ha pretendido eludir el pago de la comisión aprovechándose del contacto facilitado por la agencia”.

El Supremo en dicha sentencia reconoce al consumidor el derecho a desistir del contrato celebrado en su domicilio con la inmobiliaria.

En este caso el Alto Tribunal estima que la agencia inmobiliaria no informó al vendedor de su derecho a desistir del contrato y que además, prestó sus servicios de intermediación dentro del plazo que tenía el cliente para desistir, por lo que el ejercicio del derecho de desistimiento por parte del vendedor es válido y eficaz. 

Finalmente en el caso resuelto por el Tribunal Supremo, la agencia inmobiliaria no informó del derecho a desistir y el cliente tampoco era consciente de que no podría desistir una vez se ejecutara la compraventa.

NOTICIAS INMOBILIARIAS