España es un país de pisos

0
173

Según datos proporcionados por Eurostat España es el país con más pisos de Europa con el menor porcentaje de población ocupando viviendas unifamiliares.

Los únicos países que se acercan a España en cuanto al porcentaje pisos-apartamentos son Letonia Lituania Estonia y Alemania. Grecia, Italia, Portugal y Malta se caracterizan por tener un número bajo de viviendas unifamiliares. Aquí surge la cuestión de ¿Por qué en España solo un 34% de la población vive en vivienda unifamiliares cuando en Irlanda o Reino Unido superan el 80% y en Bélgica, Holanda o Francia están alrededor del 70-75%? Puede ser debido a:

La primera explicación estaría en la riqueza y la renta. Construir un bloque de apartamentos con 40 pisos es más barato que construir 40 chalets. Lo que explicaría que los países más ricos tiendan a situarse entre los que más viviendas unifamiliares tienen.

La segunda explicación que razonaría esta cuestión sería el porcentaje de población urbana. A más gente viviendo en las ciudades más pisos y menos viviendas unifamiliares.

España está en la parte medio-alta de la lista en cuanto a más porcentaje de sus habitantes que viven en ciudades y suburbios frente a las áreas urbanas.

Reino Unido y Holanda, son dos de los países con más habitantes urbanos sobre el total que también están entre los que tienen más viviendas unifamiliares.

La tercera razón estaría en la geografía. Cuando se impone ciertos límites es lógico crecer en vertical y no en horizontal. Por ejemplo, a nivel mundial Singapur es el país con un mayor porcentaje de su población urbana y su skyline, con cientos de rascacielos en los que viven ricos, pobres, familias y solteros, es muy reconocible: no tienen terreno para hacer otra cosa. En algunas zonas de España, más concretamente en zonas costeras como Cádiz o Málaga el terreno está limitado también, por lo que  algunas ciudades crecen hacia arriba y no hacia los lados.

Otro de sus razonamientos puede estar en el tema institucional respecto a la situación actual y evolución histórica. Un ejemplo de ello son los países del este de Europa que estuvieron bajo control comunista y que se caracterizan por su gran número de pisos, torres, apartamentos etc En la España de postguerra con el éxodo del campo a la ciudad y para acomodar a la población la solución también fue construir bloques de pisos.

Otra de las razones que lo justifican es la cuestión cultural. España es uno de los países con un porcentaje elevado de viviendas en propiedad y menor en alquiler.

Por último, se intuye un factor fundamental detrás de estas cifras: el legal. En España la legislación siempre ha sido muy restrictiva y los ayuntamientos han tenido mucha margen de maniobra para establecer que terrenos eran urbanos y cuáles no.

La cuestión finalmente es que España crece a lo alto y no a lo ancho aunque no existan barreras físicas que lo justifiquen, la realidad es que si se compara con el resto de la UE el tipo de viviendas en como una gran colmena.

NOTICIAS RELACIONADAS