El Euribor cierra en abril positivo, por primera vez desde el 2016

0
499

Durante el mes de abril, el Euribor, el mayor índice de referencia en España para los préstamos hipotecarios, ha finalizado en números positivos la tasa mensual superando el 0%, llegando al 0,013%. Este dato supone la primera vez desde 2016 que se termina un mes en cifras positivas.

En el último día hábil de abril, el 29, el Euribor llegó a colocarse en la tasa diaria en un 0,166%, un dato muy superior comparado con los datos obtenidos en marzo cuya tasa se posicionaba en el -0,237% o con las cifras alcanzadas en 2021 donde se registraba una tasa del -0,483%. Este 0,166% está causado en gran medida por el futuro incremento que se espera de los tipos de interés en el área europeo. La recuperación del Euribor se ha acelerado en los últimos meses, dejando a un lado los mínimos históricos que se alcanzó a finales de 2021 donde el Euribor se posicionaba en un -0,5%.

A mitad de abril, el Euribor en su tasa diaria a un año logró obtener números positivos. Los máximos responsables del Banco Central Europeo han declarado que esperan impulsar el índice a un 0,1%, además de un posible aumento en este verano de los tipos de interés.

Dentro del mercado, se comienza a descontar el encarecimiento del coste del dinero en un momento donde la gran inflación estructural y el conflicto bélico ucraniano-ruso están perjudicando la economía mundial.

Debido a esta situación, aquellos hipotecados cuyo préstamo enlazado al Euribor a tipo de interés variable que tengan que revisar las cláusulas experimentarán un aumento de los costes en las tasas mensuales. Este encarecimiento podrá oscilar entre los 25 y los 30 euros mensuales para hipotecas medias. En la cuota anual, la diferencia será de 300 hasta 360 euros extras que tendrán que abonar por el encarecimiento.

Afectará al consumo y al ahorro

A lo largo de este año, el sector económico espera que se produzca numerosos incrementos de los tipos de interés, un hecho que provocará que el Euribor continúe subiendo. A pesar de las constantes subidas, se espera que el ritmo se vaya suavizando, finalizando 2022 con un Euribor del 0,4%. Para el año que viene, las cifras del Euribor pueden alzarse hasta el 0,8%, una previsión que variará según el curso de la inflación.

Sin embargo, un hecho que sí se producirá será el incremento de las hipotecas variables y sus tasas, una subida que provocará que las familias sufran una disminución en sus rentas y a su vez, esto afectará al consumo y ahorra para equilibrar el aumento de los préstamos. Respecto a esto, los incrementos podrían superar a las previsiones actuales, lo que ha llevado a alertas a las familias a no endeudarse, a amortizar a largo plazo las hipotecas y a traspasar los préstamos variables a fijos.

Los préstamos fijos se están convirtiendo en la primera opción de numerosos particulares, ya que no se modifican las cuotas en ningún momento, aunque poseen unas tasas de intereses más altos. En cuanto a esto, los estudios realizados por el INE concluyen que del total de las hipotecas registradas en febrero, un 74% representa a hipotecas fijas, un dato histórico de este tipo de préstamos.

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

Burbuja inmobiliaria récord en EEUU, sin oferta y subidas del 15% anual

¿Fin de las hipotecas de tipo fijo? Los cambios que vienen