Seguros de impago: ¿Evitan la morosidad en el alquiler?

0
1066

Tras duplicarse en 2020, un 30% de los nuevos contratos de arrendamiento incorporará un seguro de impago, según el Observatorio Español del Seguro de Impago de Alquiler (OESA).

“La crisis de la Covid-19 ha hecho que los arrendadores se sientan más inseguros ante posibles impagos”, explican desde donpiso.

La crisis económica derivada de la pandemia de la Covid-19 está haciendo estragos en las economías familiares. Una de las principales problemáticas que está generando es la incapacidad para algunas familias de afrontar los pagos del alquiler. Como solución, cada vez más arrendadores optan por contratar un seguro de impago para evitar la morosidad.

La contratación de este tipo de seguros, relativamente nuevos, venía experimentando subidas desde 2019, cuando aumentaron un 35 % según datos del Observatorio Español del Seguro de Impago de Alquiler (OESA),pero en época de pandemia se han doblado las contrataciones, hasta el punto de que el OESA estima que en 2021 el 30 % de los nuevos contratos de alquiler incluirán seguros de impago.

“La crisis de la Covid-19 ha hecho que los arrendadores se sientan más inseguros ante posibles impagos”, explica Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso.

“El volátil contexto en el que vivimos provoca además que sea muy difícil prever futuras morosidades”, razona.

Por ello, el experto considera que la mejor opción para evitar situaciones de morosidad es contratar estos seguros de impago. “Es la mejor forma de cerciorarse de que el dinero va a llegar”, opina Emiliano Bermúdez, quien añade además que “es la tendencia que está siguiendo la sociedad”.

¿Cómo funcionan?

“El seguro de impago de alquiler cubre la renta que se acuerda en el momento de la firma por hasta 12 meses de impago”, explica Emiliano Bermúdez. De esta forma, el arrendador se asegura su renta mensual y evita situaciones de morosidad por parte del inquilino.

Además del impago, estos seguros ofrecen otras coberturas. “Una vez que se ha contratado un seguro”, expone Emiliano Bermúdez, “es común que se añada protecciones por daños a la vivienda o robo, que a su vez son la causa principal de litigios entre el casero y el inquilino”, añade.

Para el experto, contratar seguros también tiene beneficios para el inquilino, al servirle de desahogo económico en caso de no poder afrontar los pagos del alquiler. “Con una cobertura amplia, el inquilino evita posibles situaciones desagradables como entrar en la lista de morosos o incluso ser desahuciado”, opina.

“Los seguros de impago son una herramienta muy cómoda”, piensa el experto, quien pronostica que en el futuro cada vez habrá más pólizas en el alquiler. “Al igual que los seguros de coche, por ejemplo, es probable que con el tiempo se conviertan en una condición necesaria para alquilar”, aventura.

Colaborador:

www.donpiso.com

NOTICIAS RELACIONADAS

Los seguros de impago ayudan a fomentar el alquiler