5 consejos para describir un inmueble

0
814

Cada vez es mayor la competencia entre los anuncios de ventas de inmuebles, miles de ellos se reparten, principalmente, por internet y es de vital importancia saber crear anuncios que resalten sobre los demás, que sean capaces de llamar la atención lo máximo posible.

Para ello es necesario, además de describir el inmueble de forma correcta, saber transmitir en el texto ese estímulo especial que provoque el interés en la persona que lo lea y se decida por visitar la finca.

A continuación, ofrecemos algunos consejos para ayudar en la redacción de dichos anuncios:

 

Consejo #1 Piensa en un buen título.

El título debe ser breve, directo y potente. Es lo primero que se leerá sobre el anuncio y además es el texto que más resalta. Hay que aprovechar esta característica y convertirlo en un pequeño resumen de la descripción que aparecerá más abajo, incluyendo las palabras más importantes. Se debe poner especial interés en él ya que se convertirá en el principal reclamo junto con la imagen que ilustre el anuncio.

No es conveniente utilizar expresiones como “ocasión única”, “oferta especial” y similares.

Según la web Tablón De Anuncios, en su sección Alquiler de pisos, un anuncio titulado: “Precioso apartamento de 1 dormitorio con vistas al mar” fue visto más de quinientas veces en un mes.

 

Consejo #2 Fotografías atrayentes.

Lógicamente las fotografías son fundamentales para atraer visitas y que sean elementos visuales las convierte en una herramienta única, por lo que es imprescindible poner especial atención en ellas y cuidar todos los elementos de su contenido. Por ejemplo, el inmueble que aparezca en las fotografías debe estar ordenado, limpio, tener una buena iluminación, con la decoración adecuada y es indispensable evitar cometer errores como que aparezcan “elementos extraños” en la imagen (por ejemplo, que el fotógrafo salga reflejado en los espejos accidentalmente). Una vez obtenidas dichas imágenes, es conveniente que se optimicen con algún programa de edición de imágenes y asegurarnos que la resolución es la adecuada. Cuando tengamos listas todas las fotografías, escoger la más atractiva como la imagen principal del anuncio.

vivienda2

Por otra parte, también es bueno saber que cada vez son más los portales que permiten añadir vídeos a los anuncios y este puede ser un gran recurso.

 

Consejo #3 Un texto con gancho.

La descripción del inmueble debe tratar de impactar al lector y despertar su interés. Hay que hablar directamente con la persona que está leyendo el anuncio (tratándola de usted) y no en general. La descripción debe ser siempre fiel a la realidad, ofrecer la mejor imagen por escrito del inmueble y constar de una gramática correcta y coherente, sin errores gramaticales, ortográficos o de puntuación.

Lo más recomendable es que las descripciones sean de fuera a adentro. En primer lugar se describe el entorno del inmueble: ubicación, lugares próximos de interés (colegios, hospitales, parques, servicio público, etc.) y luego se describe el edificio o conjunto residencial.

Después, se debe definir claramente el tipo de propiedad (si es un piso, apartamento, casa, chalet, etc.) y su tamaño y disposición para luego resaltar los puntos fuertes de forma precisa. Por ejemplo, se puede hablar sobre la iluminación, el espacio, alguna característica de las habitaciones… Es decir, toda ventaja que procure el inmueble y merezca ser destacada.

Se sugiere usar conceptos como: “llave en mano”, “listo para mudarse”, “bonito/precioso”, “atractivo exterior”, “tecnología de vanguardia”, “encantador”, “espacioso”, “excelente vecindario” y similares, siempre y cuando se utilicen con veracidad.

Igualmente, a la hora de redactar el texto, la creatividad y la original pueden cobrar un papel muy importante para marcar la diferencia.

Estos son algunos ejemplos de descripciones de viviendas llamativas:

Ejemplo 1

“Imagina vivir en el extremo de la vieja ciudad, cerca de todo pero donde no llegan ni los olores de la Boqueria ni la música de las tiendas de Portal de l’Àngel. Imagina estar rodeado de calles y plazas con nombres como Princesa, La Puntual, o Tantarantana. Imagina un piso blanco, luminoso, elegante. Imagina una terraza como un barco, con la proa enfilando hacia el parque de la Ciutadella.”

Ejemplo 2

En esta vivienda podrás disfrutar de la tranquilidad de saber que tus hijos juegan sin peligro, mientras te relajas viendo una película en tu cine de verano particular que podrás montarte en la terraza cubierta de la parte trasera de la vivienda. El exterior es perfecto para que tu tiempo lo vivas con los tuyos, y no para que te pases el tiempo manteniendo el jardín, puesto que tan solo unas pinceladas de verde decoran la amplia parcela.”

Fuente de las descripciones de los ejemplos: Inmoblog.

 

Consejo #4 No repetir contenido en distintos portales.

Una vez que hayamos conseguido una descripción convincente es importante tener claro que no debe repetirse el mismo contenido en diferentes medios, ya que esto penaliza en los buscadores.

Bastará con crear algunas diferencias entre los textos que se vayan a publicar, un par de matices distintos para que el escrito no quede duplicado.

 

Consejo #5 Una adecuada información de precio y contacto.

El precio debe estar claramente indicado. Los anuncios que incluyen el precio suelen ser más eficientes. Por supuesto, debe ser el precio real por el que estamos dispuestos a vender el inmueble, el que transmitamos cuando recibamos las visitas. Que esta información no cree confusiones.

Además, debemos aportar una forma de contacto directa, ya sea un teléfono o un email, y atender las llamadas o mensajes que recibamos tan pronto como sea posible y con fluidez. Debemos estar 100% disponibles en el horario que hayamos indicado.

 

 

En conclusión, un anuncio de un inmueble debe ser claro, atrayente y original.  Merece la pena dedicarle el tiempo necesario hasta conseguirlo, ya que este esfuerzo se verá reflejado en los resultados.