5 ventajas y desventajas del Crowdfunding Inmobiliario

0
5741

El Crowdfunding inmobiliario es un nuevo concepto de economía colaborativa que cada vez tiene más influencia en España. No obstante, este método cuenta con algunas ventajas y desventajas como veremos a continuación, pero primero repasemos los principales conceptos:

¿Qué es el Crowdfunding Inmobiliario? Economía colaborativa

El Crowfunding inmobiliario, o inversión colectiva de proyectos, consiste en invertir en el sector de manera conjunta con otros inversores, sin la necesidad de realizar una gran inversión de dinero. El término inglés “crowfunding” se traduce literalmente como recogida de fondos de masa.

Existen plataformas que analizan distintos proyectos de venta y reforma de inmuebles en las principales ciudades de España y los publican para que lleguen hasta los inversores, los cuales elegirán el proyecto o los proyectos en el que deseen participar. De esta forma, gracias a la tecnología, los inversores pueden ponerse en contacto de manera inmediata y recibir los beneficios.

Las empresas de crowdfunding llevan a cabo los trámites de estas inversiones a cambio de una comisión en función de los servicios prestados y los beneficios obtenidos. Podemos encontrar compañías como Kickstarter o Indiegogo y también existen empresas como Housers, InvesReal o Privalore que trabajan para aplicar este modelo.

 

¿Cuáles son los proyectos más comunes?

Entre los proyectos más comunes, destacan:

-Inversión en obra nueva. Los inversores financian a constructores o promotores para el desarrollo de nuevas infraestructuras. Estas inversiones devuelven una rentabilidad elevada y a corto plazo pero el riesgo que se asume es alto.

Reforma de inmuebles para su posterior venta. Un proyecto muy a corto plazo. Se financia a los promotores para que realicen la compra y reforma correspondiente con la esperanza de que el precio de venta sea el suficiente para ofrecer buena rentabilidad.

-Compra de inmuebles para su posterior alquiler y venta cuando se revaloricen. Este tipo de inversiones consisten en la compra de un inmueble con el que haya perspectivas favorables tanto de alquiler como de aumento de precio de venta a medio plazo. Se suelen comprar por debajo de precio de mercado.

 

¿Qué tener en cuenta antes de participar en un “Crowdfunding inmobiliario? 5 Ventajas y desventajas

Lo primero a considerar es que quien decida participar en estos proyectos ha de tener ciertos conocimientos económicos, tanto del sector inmobiliario como de la legislación al respecto.

Además, no existe la inversión sin riesgo.

Analizamos las principales ventajas y desventajas de esta actividad.

Ventajas

1 Inversión en todo tipo de proyectos con muy poco dinero.

El crowdfunding abre las puertas a toda clase de inversores y la inversión puede realizarse en todo tipo de proyectos desde una cantidad de dinero muy reducida.

Además, se puede invertir en el número de proyectos que se desee, ya que cada inversor es independiente del resto.

2 El inversor participa cuando quiere.

Los inversores no tienen solo la oportunidad de participar en los proyectos que más se adapten a sus intereses, sino que también puede salir y entrar de cada proyecto cuando lo estimen oportuno, cumpliendo una serie de términos.

3 Periodos de inversión y resultados a corto plazo.

Hay un amplio abanico de opciones de inversión, desde periodos cortos como un año y rara vez de más de tres. Los resultados llegan inmediatamente después de la finalización del proyecto.

4 Una alternativa a la financiación bancaria.

Este método acerca los proyectos inmobiliarios a cualquier tipo de inversor y es una alternativa a la financiación bancaria tradicional. Es otro factor por el que la rentabilidad es a corto plazo.

5 Puede encajar bien en nuestro país.

Este método ha llegado a España y hay muchas posibilidades de una muy notable acogida y de impulsar el crecimiento de todos los tipos de crowdfunding. Cada vez son más las plataformas a las que podemos acceder para buscar proyectos nacionales.

 

Desventajas

1 El mercado inmobiliario es cambiante.

Los precios de inmuebles fluctúan, los precios de venta y alquiler pueden bajar o descender.

2 Supone un riesgo para los pequeños ahorradores.

Algunas plataformas informan de que no son necesarios conocimientos financieros porque ellos se hacen cargo de todo, pero esa no es del todo la realidad. El usuario debe estar al tanto de un mínimo de información por su seguridad.

3 No tener claro el destino del dinero.

Es de vital importancia que haya información clara y transparente sobre cómo y dónde se está invirtiendo el dinero y las consecuencias. Existe el riesgo de invertir un dinero y no tener control sobre el mismo.

4 Existe una limitación de importe máximo por proyecto fijada por la ley.

Está establecido en 5 millones de euros, pero algunos expertos encuentran esta cantidad insuficiente para hacer frente a proyectos de promoción, limitando solo la inversión a viviendas.

5 Falsa revalorización

Algunas plataformas anuncian predicciones arriesgadas o prematuras de revalorizaciones de inmuebles en caso de venta.

 

 

Hasta ahora, la mayoría de plataformas existentes en España han realizado proyectos sin demasiadas dificultades y los inversores tradicionales comienzan a valorar este tipo de inversión colectiva.  Este sistema ya goza de popularidad en países como Reino Unido o EEUU y dicha popularidad también crece en nuestro país, así como el volumen de dinero invertido.