Mejores hipotecas con interés variable

0
380

Se ha avecina un 2021 marcado por el impulso de la banca en el sector hipotecario.

Según datos de idealista/hipotecas Evo Banco, BBVA, Kutxabank, Santander y ING son las que ofrecen las mejores hipotecas variables en marzo de 2021.

hipotecas-bancos-tasaciones

Vamos a mostrar las cinco mejores hipotecas a tipo variable:

Hipoteca variable Evo Banco

Su hipoteca es una de las más baratas. Durante los 12 primeros meses, el cliente debe asumir un diferencial del 0,99% + euríbor, aunque a partir de ese año inicial el interés baja hasta euríbor + 0,88% (0,62% TAE). Para un préstamo de unos 150.000 euros, supone pagar una cuota mensual de unos 474 euros, aunque siempre y cuando se cumplan unas condiciones.

Requisitos: domiciliar la nómina en la entidad y contratar seguro de hogar.

En ausencia de estas bonificaciones, el interés inicial se eleva hasta euríbor + 1,18%, mientras que a partir del año se sitúa en euríbor + 1,08% (0,86% TAE).

Se trata de un préstamo que no tiene comisión de apertura ni de cancelación anticipada, ya sea parcial o total, independientemente del momento en el que el hipotecado quiera amortizar el capital.

Otra ventaja es que reduce el diferencial con el paso del tiempo para beneficiar a los buenos pagadores y para compensar las potenciales subidas del euríbor. 

Hipoteca variable BBVA.

Se trata de un préstamo sujeto a tipo de interés bajo y sin comisiones.

En los primeros 12 meses de vida de la hipoteca, el cliente debe pagar un interés fijo del 1,15%, aunque a partir del año el tipo se reduce hasta euríbor + 0,88% (0,64% TAE).

Requisitos: domiciliar la nómina, contratar seguro de hogar y vida. En ausencia de estas bonificaciones, el interés escala hasta euríbor + 1,55% (1,74% TAE), manteniendo el 1,15% durante los primeros 12 meses. No aplica comisión de apertura ni cancelación.

Hipoteca variable Kutxabank

Este préstamo se encuentra entre los más competitivos aunque si aplica comisiones Respecto al tipo de interés sería un 1,45% durante el primer año de vida de la hipoteca, aunque a partir de entonces se sitúa en euríbor + 0,99% (2,65% TAE), lo que se traduce en una cuota de unos 493 euros al mes para un importe de 150.000 euros.

Requisitos: que el cliente domicilie la nómina, que contrate los seguros de hogar y vida y que abra un plan de pensiones.

En ausencia de estas bonificaciones, el interés aumenta hasta quedarse en euríbor + 1,89% (1,59% TAE), aunque se mantiene el 1,45% durante los primeros 12 meses.

Respecto a las comisiones hay una penalización del 0,25% al abrir el préstamo si se amortiza de forma anticipada y establecida por la ley hipotecaria: esto es, un 0,25% del capital cancelado durante los primeros tres años de vida del préstamo y un 0,15% si el pago se produce entre el cuarto y el quinto año. A partir de entonces, como dicta la normativa, el banco no puede aplicar penalizaciones.

Este préstamo destaca por financiar hasta el 100% del precio de la vivienda.

Hipoteca variable Santander

El préstamo para la compra de vivienda habitual a 30 años aplica un interés del 1,95% durante los primeros 12 meses, mientras que a partir de ese momento el tipo baja hasta quedarse en euríbor + 0,89% (1,78% TAE). Para una hipoteca de 150.000 euros, supondría una cuota mensual de unos 479 euros.

Requisitos: domiciliar la nómina, así como contratar el seguro de hogar con Santander. En caso contrario, el tipo de interés se eleva hasta el 2,35% en el primer año y se queda en euríbor + 1,35% a partir de entonces (2,37% TAE).

Esta entidad penaliza la amortización anticipada total, no establece comisión por la apertura del préstamo y el banco asume la tasación del inmueble, paso indispensable para poder formalizar la hipoteca.

Hipoteca variable ING

Esta hipoteca es bastante competitiva, su préstamo a 30 años a diferencia de los anteriores es que durante seis meses no se paga capital ni intereses.

A partir del séptimo mes y durante un año establece un tipo de interés del 1,95%. Pasado ese tiempo (esto es, año y medio tras la contratación), la cifra baja hasta euríbor + 0,85% (2,08% TAE), lo que se traduce en una cuota mensual de unos 479 euros para un importe de unos 150.000 euros.

Requisitos: no obliga al cliente a aplicar bonificaciones para poder optar a un interés más ventajoso. No tiene que domiciliar la nómina ni contratar seguro de hogar.

Asume todos los gastos derivados de la operación así como la tasación del inmueble y extiende el plazo máximo de contratación a 35 años cuando lo normal es de 30 años.

Inconvenientes: aplica políticas restrictivas no disponible a todos los perfiles de clientes.

 

tipo de interés hipoteca

 

Noticias Relacionadas

El tipo fijo en las hipotecas, una tendencia clara