Preguntas antes de comprar un piso: cuestionario previo a la adquisición

0
437
Comprar un piso

Sin prisas, pero sin pausas. Así se hacen las cosas bien. Las cosas que requieren tiempo y dedicación.

Una de ellas es la compra de un piso. Antes de adquirir una vivienda debes pensar qué tipo de cosas debe tener, qué preguntas tenemos que hacerle al actual dueño, si el precio que nos ofrece es el justo para ese inmueble y muchas otras cuestiones para que este procedimiento sea lo más claro posible.

¿Cuánto dinero estoy dispuesto a pagar? ¿Debería esperar o buscar más alternativas? Responder bien a las preguntas que nos rondan la cabeza es realmente necesario. Así haremos las cosas bien y será una inversión a largo plazo bien hecha.

¿Cuáles son las preguntas que hay que hacerse antes de comprar un piso?

No estamos comprando un abrigo, ni unas botas, y menos un cuadro que, si no nos gusta, podemos descambiarlo o no usarlo y donarlo o regalárselo a alguien. Un piso es la compra de tu vida, una adquisición que, en la mayoría de las ocasiones, supera con creces lo que ganamos en un año, si lo multiplicas por 5 o 6.

Todo esto, teniendo en cuenta que el salario medio en nuestro país en 2017 fue de unos 26.500 euros brutos al mes y el precio de una hipoteca media ronda los 100.000 euros.

Por ello, no se debe tomar a la ligera esta adquisición y, de ahí que sea más que necesario, plantearse una serie de preguntas antes de comprar una casa.

El presupuesto es lo primero que se te estanca en la cabeza y empiezas a hacer números de forma automática.

¿Cuánto estoy dispuesto a pagar?

¿Cuántas habitaciones necesito?

¿Quiero vivir en un barrio caro o barato?

¿Segunda mano o vivienda nueva?

¿Existen alternativas en el mercado?

Una vez aclares estas primeras cuestiones, debes empezar la búsqueda de la vivienda ideal para ti. En el mercado existen variadas ofertas que nunca se sabe dónde puede estar la casa de tus sueños.

A veces merece la pena ir mirando poco a poco, estudiar todas las opciones y analizarlas por igual.

Otra cuestión que debes hacerte es, ¿para qué quiero el piso para alquilar, vender o vivir en él?

Es otra cuestión que sale a la palestra, pues no siempre vamos a vivir en ese inmueble, sino que lo vamos a utilizar como medio de ingresos permanentes. De nuevo, estudiar todas las opciones es lo mejor, pues si queremos venderlo a posteriori, es recomendable analizar si nos sale rentable, o mejor alquilarlo por un periodo de tiempo definido.

Por último, también debemos tener en cuenta la calidad con la que cuenta el piso o vivienda, así como los materiales de construcción que se usaron y si posee un certificado energético. Estas preguntas son igual de importantes que las anteriores, pues influyen y mucho. Por ejemplo, si vamos a adquirir un coche eléctrico, igual necesitamos un garaje adaptado con una instalación eléctrica comunal.

Y tú, ¿te habías planteado todas estas dudas? Ahora estás a tiempo…

Fuente: habitissimo