Principales características de la nueva Ley Hipotecaria

0
296
Nueva ley hipotecaria

Aprobada la nueva Ley Hipotecaria para proteger a los consumidores que solicitan hipotecas.

La nueva ley hipotecaria presentada hace un año ha sido aprobada en el Congreso de los Diputados.

El objetivo de esta nueva ley es proteger a los consumidores en tres aspectos fundamentales: obligar a los bancos el pago de los gastos de formalización, abaratar la amortización y evitar desahucios.

Se prevé que la nueva Ley Hipotecaria entre en vigor en marzo de 2019, un mes después de su publicación en el BOE, con el fin de seguir la normativa europea 2014/17/UE y proteger a los clientes que soliciten hipotecas.

Sin embargo, algunas medidas claves que se reclamaban desde Bruselas no se han incluido en el texto definitivo y esto podría ser objeto de sanción.

 

Las claves de la nueva ley Hipotecaria.

La banca se hará cargo de todos los gastos (excepto la tasación), quedan prohibidas las ventas vinculadas y la asesoría del notario será gratuita para el cliente.

Las entidades bancarias deberán pagar todos los gastos de formalización: coste de notario, registro, gestoría y el impuesto hipotecario. Pero no correrá con el gasto de tasación.

Las cajas rurales deberán pagar el impuesto.

Asimismo, estarán prohibidas las ventas vinculadas. El banco no podrá ligar la concesión de un préstamo a la contratación de uno o varios seguros ni obligar a sus clientes a contratar otros productos vinculados. Sin embargo, sí podrá ofrecer productos cuya contratación suponga una mejora de las condiciones del préstamo.

Por otra parte, el hipotecado deberá tener acceso al borrador del contrato diez días antes de la firma y tendrá derecho a recibir asesoramiento gratuito de un notario. Este debe asegurarse de que el cliente comprende todo lo expuesto en el contrato.

 

El pago anticipado será más barato.

La nueva ley pretende abaratar los costes de la amortización anticipada de la hipoteca.

De esta forma, para la amortización de hipotecas de tipo variable, los primeros 3 años de la hipoteca la comisión será del 0,25% sobre el importe que se quiera amortizar. A partir del tercer año, la comisión será del 0,15%.

En cuanto a las hipotecas de tipo fijo, las comisiones máximas serán del 2% los 10 primeros años y del 1,5% en adelante.

 

Se abarata el cambio de tipo de hipoteca, se limitan los intereses de demora y las subrogaciones y novaciones serán gratuitas.

La comisión máxima que se puede aplicar por cambiar de hipoteca variable a fija será del 0,25% durante los 3 primeros años de la vida de la hipoteca. El banco podrá aceptar o no el cambio.

Los intereses de demora máximos que se establecen en los préstamos hipotecarios van a ser 3 veces el precio oficial del dinero.

Las subrogaciones y novaciones de los préstamos hipotecarios serán gratuitos a partir de la entrada en vigor de la nueva ley. Esto facilitará la competencia entre las diferentes entidades bancarias y le dará más libertad al contratante.

 

Las cláusulas suelo estarán prohibidas.

Finalmente, estas cláusulas quedarán prohibidas en los contratos hipotecarios.

Los Juzgados de cláusulas abusivas están dando la razón mayoritariamente a los clientes. 

 

Se pospone el proceso previo al desahucio.

Con la nueva Ley Hipotecaria, el cliente contará con una mayor protección mediante la ampliación de los meses de cuota impagados.

El banco no podrá iniciar un proceso de ejecución hipotecaria (el que antecede al desahucio) hasta que el cliente haya impagado 12 cuotas o el equivalente al 3% del principal del préstamo durante la primera mitad de la vida de la hipoteca.  Durante la segunda mitad, serán 12 cuotas impagadas o el 7% del principal.

La nueva ley no afecta a los procesos de ejecución que ya se han iniciado.

 

Se crea la hipoteca verde.

Esta nueva ley activará préstamos “verdes” para fomentar los edificios energéticamente eficientes, tanto para su compra como para su rehabilitación.

 

Noticias relacionadas.

La nueva Ley Hipotecaria abarata los costes de amortización anticipada