Libertad o socialismo en el mercado de alquiler de viviendas

0
468
Libertad o socialismo en el mercado del alquiler de viviendas

Nuevamente este gobierno nos ha tristemente sorprendido, con otra restricción a la libertad en el mercado de la vivienda. ¿Libertad o socialismo en el mercado del alquiler de viviendas? El Decreto-ley 19/2021 para la regularización del precio del alquiler aprobado el pasado 5 de octubre, es sinónimo de inseguridad jurídica y un atentado contra la propiedad privada, es en definitiva la imposición de un precio máximo del alquiler para los propietarios de viviendas.

No voy a entrar en que afecta solo a los grandes propietarios, aquellos con más de 10 viviendas, porque primero es mentira y segundo, sería además injusto. Ni tampoco que se hace para contener los precios en zonas saturadas, porque ese es el principio fundamental de la libertad de mercado, oferta contra demanda, principio básico de nuestro sistema capitalista que permite el estado de bienestar en que vivimos.

La regularización de precios siempre provoca escasez

Limitar los precios de cualquier producto, siempre ha provocado una escasez o degradación en el mismo, si el fabricante o propietario consideran que ese precio es poco rentable o bien dejarán de producirlo o disminuirán su calidad. El mercado será menos atractivo y habrá menos oferta.

Esto traducido al mercado de la vivienda significará la huida de los grandes fondos de inversión inmobiliaria, ante la falta de rentabilidad y la inseguridad jurídica y el abandono de los pequeños propietarios, restringiéndoles la rentabilidad justa de sus viviendas bajo cantos de bonificaciones futuras e inciertas.

¿Quién querrá invertir en viviendas para alquiler en las zonas saturadas?  La respuesta es sencilla, nadie, casas caras versus alquileres regulados, el absurdo, el quiebro de la lógica, la no libertad en el mercado del alquiler de viviendas.

Decreto anticonstitucional, mi propiedad, mi decisión. Libertad en el mercado del alquiler de viviendas

Ante este golpe contra la propiedad privada el Partido Popular, junto a Vox han marcado distancias ante esta nueva limitación de la libertad y han dicho claramente  y al unísono que lo van a recurrir ante el Tribunal Constitucional, indicando que generan un “mensaje de inseguridad jurídica” y como no, que puede “interferir en la libertad y en la propiedad privada”.

Una vez más la separación de poderes será la garantía de nuestra democracia y del cumplimiento de la ley de leyes la Constitución, contra la tendencia de los gobiernos de imponer su voluntad, su ideología, saltándose nuestras libertades, nuestra constitución. Conviene recordar, que el Tribunal Constitucional por tres veces a dictado que este gobierno ha actuado en contra a la constitución, por el estado de emergencia, por su prorroga y por cerrar el congreso durante la pandemia, evitando la fiscalización de sus actos ante el congreso y por tanto de la representación del pueblo.

La regularización de precios no ha funcionado nunca

Si nos centramos en Europa, paradigma del bienestar social y de cada vez mayor intervencionismo, la regulación de precios de las viviendas se ha realizado en países como Francia, Alemania, Suecia, Suiza o Austria, con un resultado más que dudoso y que analizaremos en otro artículo.

Simplemente destacar que en la mayoría de ellos se ha producido una restricción de la oferta y largas listas de demandantes de viviendas, puro sistema socialista. Por ejemplo en Berlín se ha reducido drásticamente la oferta de vivienda en alquiler, que al imponer unos precios máximos de alquiler de la vivienda, los propietarios deciden vender sus viviendas y buscar otras zonas de inversión o destacar Suecia donde la regularización de precios de alquiler es la más estricta y donde las listas de espera de demandantes de inquilinos se alargan años y años, ante la huida de los inversionistas.

El gobierno del Decreto-ley 19/2021, del bastón y mando

Quiero puntualizar que el decreto-ley es una figura jurídica legislativa de excepción, que evita la intervención y fiscalización del congreso y del resto de las fuerzas políticas. La ley permite un consenso mayor, comisiones de estudios, participación de organismos sectoriales, diálogo y discusión, interpelaciones y un conjunto de procesos para posibilitar sacar una ley consensuada y sobre todo pensada; pero no, el gobierno Socialista-comunista prefiere legislar con golpes de decretos, golpes de efectos para su electorado, casi siempre con pies de barro  como en este decreto-ley 19/2021.

Las comunidades se rebelan, todo se queda en nada

El gobierno lanza cifras irreales, que esta ley afectará a unas 150.000 viviendas es decir aproximadamente el 6% del parque total de viviendas en alquiler en España, según el estudio realizado por el Consejo General de Economistas,  que estima que existen unos 2,34 millones de viviendas en alquiler en España.

Estas 150.000 viviendas en alquiler pertenecientes a los grandes propietarios que se encuentren en zonas saturadas, es decir de alta demanda de alquiler y precios altos, centradas sobre todo en las grandes capitales, Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao y zonas costeras, donde la pujanza de dichas capitales o el empuje del turismo vacacional ha provocado un alza en los precios de alquiler de la vivienda, en determinadas zonas, siempre acompañadas con subidas de precio venta de la vivienda, en un marco de libertad de los participantes.

Sin embargo al no haberse consensuado con la oposición y al atentar claramente contra la propiedad privada, la oposición liderada por el PP y Vox han renegado a su aplicación  en las comunidades gobernadas por el PP es decir en Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Murcia.

Eso unido a que Extremadura, también ha indicado que no la aplicará, y que Aragón y Cataluña reniegan de ella por la transgresión a sus competencias, pues queda poco territorio para su aplicación, Valencia, Baleares, Canarias y poco más, que tal vez lancen fuegos artificiales, alguna normativa sin sentido que más pronto que tarde será anulada por los tribunales.

Menos regularización, más liberalización de suelo y menos impuestos

España con una superficie urbana del 2% al 4%, tiene un margen altísimo de promover suelo para la construcción de viviendas. La limitación urbanista y la tremenda burocratización del sistema, evita un suelo libre, urbano, barato y cercano, que posibilite a los promotores a construir cientos de miles de viviendas  económicas, para nuestra juventud abandonada con sueldos bajos y viviendas caras, sin esperanza en independizarse y tener una familia propia. Un drama para ellos y un drama para España con un índice de natalidad del 1,36% de los más bajos del mundo.

Hay que volver a la ley de Aznar, donde indicaba que todo suelo será urbano, salvo que tenga una calificación especial como parques naturales, zonas de especial conservación…etc. Es absurdo que el terreno signifique el 20% o 30% del valor de la vivienda, un terreno cuyos propietarios reciben unas plusvalías enormes sin haber generado realmente nada, simplemente por su posesión.

Con un suelo libre donde cualquiera cumpliendo la normativa vigente, pudiera construir lo que quisiera y donde quiera, España cambiaría, un chalet, no sería un artículo de lujo, sería asequible por gran parte de la población como pasa en EEUU y en Francia, donde una casa de 2000 metros de parcela y 200 metros en un pueblo te puede costar lo mismo que un pareado de 150 metros en nuestro país.

No tiene lógica de que si tengo 10.000 metros, en medio del campo, no me pueda hacer una casa, con mi poza séptica, con mis placas solares, con mi vida y con mi decisión. Por qué tenemos que seguir viviendo en enjambre, sin jardines, sin un patio o una parcela digna donde criar nuestros hijos y vivir nuestra vida.

 

Colaborador:

Álvaro Conde Alonso

Álvaro Conde Alonso
Economista Liberal
CEO Digital

 

MÁS NOTICIAS DE INTERÉS

Ley de la regularización del precio del alquiler y rehabilitación de la vivienda. Real Decreto-ley 19/2021, de 5 de octubre, BOE Nº239

150.000 viviendas afectadas por regularización del alquiler de la vivienda del Real Decreto-ley 19/2021

Evolución del mercado de la vivienda, el covid, regulación alquiler y tendencia de precios