Derecho preferente compra inquilinos, sentencia ganada

0
237

Una inquilina logra que la Justicia reconozca su derecho de compra del inmueble frente al banco que lo adquirió por embargo.

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Puerto del Rosario, Fuerteventura, María de Coromoto Lozano León, ha condenado a Divarian Propiedad, S.A. a reconocer a Vanesa Posada, inquilina de una propiedad que fue embargada, su derecho de adquisición preferente sobre la vivienda que tiene alquilada desde el 1 de mayo de 2015.

Divarian Propiedad, S.A., fue la mercantil que creó el BBVA en la que concentró todos sus inmuebles embargados.

La magistrada recuerda en el artículo 25 de la Ley de Arrendamientos Urbanos que en caso de venta de la vivienda arrendada el arrendatario tendrá derecho de adquisición preferente, lo que se le debe informar en treinta días hábiles para ejercitar ese derecho.

En este caso el BBVA no realizó esa comunicación a la inquilina sino que aportó el inmueble en cuestión junto con otros más, a la ampliación de capital de Divarian Propiedad, S.A., que tuvo lugar el 10 de septiembre de 2018.

La sentencia,  establece que la transmisión de la finca se realizó «a título oneroso», equivalente a una compraventa, por lo que la arrendataria tiene derecho al retracto de la vivienda que ocupada, en el precio de la cesión. 

Este precio de venta ha de fijarse por un experto designado por el registrador mercantil conforme establece la Ley de Sociedades de capital y sería el que consignaría al inquilino para adquirir la finca en derecho de retracto.

Posada había reclamado ese derecho de adquisición preferente del inmueble antes de que el BBVA lo hubiera aportado a Divarian Propiedad, S.A.

«Lo más grave de esta situación es que la nueva empresa propietaria de la vivienda, se niega a vendérsela voluntariamente a la inquilina, donde a pesar de sus ofertas, ha hecho oídos sordos a las mismas».

La jurisprudencia y la doctrina de la Dirección General de Registros y del Notariado no consideran compraventa, la aportación a una sociedad de bienes inmuebles.

«Lo novedoso de la sentencia es que los bancos realizaron una cesión onerosa, equivalente a una compraventa, y no una aportación no dineraria, con la que se libran de comunicar a los inquilinos los derechos de adquisición preferente sobre la vivienda que ocupan».

Si esta sentencia, en caso de ser recurrida, se ve confirmada en instancias superiores, los bancos tendrán que buscar otra forma para tratar de eludir estos derechos de los arrendatarios.

Noticias relacionadas