El gobierno no autoriza quitas en los ICOS, la banca actuará libremente

0
183

El actual Gobierno ha creado un fondo de 2.000 millones para ayudas directas, dejando en manos de las entidades bancarias las medidas más adecuadas  ante las continuas alertas de peligro del sector financiero de aplicar las quitas a los préstamos avalados por el ICO de forma generalizada. De esta manera las entidades financieras y gubernamentales tendrán un papel decisivo en la reestructuración de la deuda de empresas y pymes afectadas por el covid-19.

El Gobierno próximamente aprobará el Real Decreto Ley de 11.000 millones de euros para reforzar a las empresas y pymes del sector turístico, hostelería y pequeño comercio, estructurado de tres maneras; ayudas directas a través de las CCAA, otro para préstamos participativos destinados a recapitalización y el último para compensar las pérdidas por las reestructuraciones de avales y otros préstamos. Por lo tanto no habrá exigencia de quitas pero sí los bancos se comprometerán a la reestructuración de la deuda en determinados casos.

Entre las principales novedades sobre la reestructuración de deuda nos encontramos con las siguientes:

  • La reestructuración se aplicará tanto a los préstamos ICO como a la deuda conjunta de la compañía, pyme o autónomo.
  • Refinanciación de créditos con alargamiento de plazos de devolución.
  • Condonación de la deuda si las entidades lo consideran necesario y de manera consensuada siendo el banco el responsable de decidir cuál es la mejor medida a tomar en cada situación.

El objetivo genérico es facilitar el pago para que las empresas sean sostenibles e incurran en las menores pérdidas posibles.

El último fondo de plan podría oscilar entre los 4.000 y 7.000 millones para ayudar a la mediana y pequeña empresa y 10.000 millones de rescate SEPI para grandes compañías.

Las ayudas de la UE financian a empresas con hasta 800.000 euros estando pendiente de autorización 1,8 millones.

Finalmente el presupuesto para la reestructuración de los préstamos oscilará entre los 2.000 millones y los 5.000 millones.

NOTICIAS RELACIONADAS