El 70% de la población cree que la vivienda seguirá subiendo

0
273
Precio de la vivienda sube

Autor artículo: Villasdelujoenmarbella.es

En nuestro país, los precios de la vivienda alcanzaron en el tercer trimestre del año el mayor incremento de subida de la última década. La inflación de los pisos se sitúa ahora mismo en el 6,6% pero, a pesar de este increíble aumento, el sector ha conseguido la creencia de que la subida se mantendrá.

Así lo manifiestan los informes del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) que confirman que ya se ha vuelto a instalar la opinión de que los precios de la vivienda siempre se encarecen. Esto hará que los propietarios de las viviendas quieran vender por un precio bastante más elevado del valor real de su propiedad y que los compradores asuman que, para adquirir una vivienda en condiciones, no les queda otra que pagar esos desorbitados precios.

Uno de los efectos que tienen más notoriedad de la creencia de que los precios seguirán subiendo es que las compras se van a realizar mucho más rápidamente, ya que los compradores piensan que cuanto más esperen más cara será la vivienda que van a adquirir.

La literatura económica tiene más que estudiado el tema: si hay una confianza generalizada en que los precios subirán, se genera una inercia en el mercado que empuja a que avancen, generando así un círculo que se retroalimenta.

La vivienda en España se encarece un 50% más rápido que en Europa.

Avanza a un ritmo del 5,6% interanual, cuatro veces más rápido que los salarios. En algunas regiones, la subida de precios supera el 9%, y en Madrid, el 10%. En ciudades como Marbella donde el mercado principal son las villas de lujo de Marbella ya alcanza 9,2%.

Informes del CIS reflejan que más del 55% de los españoles cree que el precio de la vivienda seguirá subiendo en el próximo año, el dato más alto desde que se empezó a realizar la encuesta de Confianza del Consumidor en 2011. Para ajustar los efectos de estacionalidad, este dato y los demás están ajustados a una media móvil de 12 meses que elimina las variaciones que se producen en función de los meses del año.

En 2011, cuando se empezó a realizar la encuesta en cuestión y el precio de la vivienda se encontraba por los suelos, nunca mejor dicho, no más del 6% de los españoles (y es una cifra muy significativa) creían que los precios de las mismas podrían incrementarse al año siguiente. Este dato empezó a aumentar a mediados de 2013 y desde entonces no ha dejado de subir. En estos momentos, casi el 62% cree que seguirá subiendo en el próximo año, pese a la inflación que se ha vivido hasta ahora.

Cuando los precios de la vivienda se desplomaban, no había tanta unanimidad como la que actualmente hay ahora respecto a que subirán más de forma tan agresiva.

Se prevé una subida del 3% anual.

En estos últimos años también se ha notado el descenso de la población que cree que los precios se mantendrán. En 2015 casi lo creían el 50% de la población, pero desde entonces ha caído hasta situarse por debajo del 34% en la actualidad.

Los informes del CIS revelan la clara tendencia social que hay en España a pesar de que los precios de la vivienda siempre suben. Es una opinión muy extendida durante décadas y que la crisis estuvo a punto eliminar, pero que no ha conseguido. La comparativa de los resultados de la encuesta del CIS con la evolución del precio de la vivienda (indicador que elabora el INE trimestralmente) muestran una situación particular: el indicador de confianza empezó a recuperarse incluso antes de que los precios de la vivienda dejaran de caer.

Por qué no hay ninguna burbuja inmobiliaria y por supuesto ni se espera.

Desde los valores mínimos en la crisis, el precio de la vivienda se ha incrementado un 18% en España, según los datos del INE. El precio de la vivienda nueva ha subido más rápido, hasta el punto de que acumula ya una subida del 21%, mientras que los pisos de segunda mano han avanzado un 17%. En este el último año, el precio de la vivienda se ha incrementado en un 6,8% y sigue acelerando, lo que muestra el efecto retroactivo de la confianza en la subida de los precios y la evolución de los mismos.

Donde más hemos podido notar un incremento sustancial de los precios en el mercado inmobiliario es en ciudades como Madrid y Barcelona, sin dejar de lado otras como Mallorca, Marbella, Ibiza, etc… En ellas es donde observamos un  mayor optimismo respecto al comportamiento de los precios en los próximos años.

En los municipios de más de 1 millón de habitantes, el 67% de los encuestados cree que seguirá la inflación de la vivienda, mientras que solo un 4,4% cree que vaya a bajar. Por el contrario, en el mundo rural, la demanda es mucho menor y no hay tanta confianza. En los municipios que tienen entre 3.000 y 10.000 habitantes, el porcentaje de personas que cree que los precios aumentaran en el próximo año cae hasta el 50,3%, mientras que el 39,1% estima que se mantendrán en los niveles actuales.

En las grandes ciudades es donde más han aumentado los precios y también donde se concentra el mayor optimismo hacia el futuro.

A pesar de todo, si hay una región en la que los ciudadanos están seguros de que los precios van a seguir subiendo es en la Comunidad de Madrid. En noviembre el 72,2% de los madrileños estaban seguros de que los precios seguirán subiendo, mientras que solo un 3,3% creen que caerán en el próximo año. Una situación que refleja bien la situación del mercado de la vivienda en la capital. También hay un alto nivel de confianza en las comunidades del Mediterráneo, donde ha crecido mucho el número de operaciones, por el crecimiento de la demanda extranjera. En Baleares, el 67,8% cree que seguirán subiendo los precios. En Andalucía, un 57,4% y en Cataluña, un 54,4%

 

Fuente de la imagen: Pixabay.