Google penaliza las webs sin certificado SSL

0
2028

En Inmonews ya hablamos del Certificado SSl, y queremos volver a recordar que la seguridad en internet es cada vez más prioritaria entre los usuarios. Tener una web segura es, especialmente de cara al público, sinónimo de profesionalidad, y refuerza nuestra marca. El año pasado, entraba en escena la última versión de Chrome, el navegador del gigante Google, con el Chrome 68, el cual cambió la forma de presentación de las webs teniendo en cuenta el Certificado SSL (Secure Socket Layer, en español Capa de Conexión Segura).

¿Qué es un Certificado SSL?

El Certificado SSL es un protocolo de seguridad que permite la transmisión de datos de forma segura entre un servidor y un usuario web y viceversa, ya que esos datos se transfieren de forma cifrada y encriptada. Ya con la nueva política de Cookies se tiene muy en cuenta este certificado.

Con el lanzamiento de Chrome 68, Google marca como ‘no seguras’ a todas las webs que no dispongan del Certificado SSL. Hasta entonces las conexiones eran HTTP, pero con Chrome se pretende eliminar estas conexiones y empezar a trabajar con HTTPS. Todo este afán viene dado por los múltiples robos de información, ciber-abuso y espionaje que se suceden por internet cada vez más.

Google lleva muchos años trabajando en esto, y su planificación ha sido la siguiente

  • Chrome 56 se lanza a principios de 2017, y con él se empieza a marcar como ‘no seguro’ las páginas HTTP que contenían contraseña.

 

  • A finales de 2017 llega Chrome 62, que presiona aún más a las web HTTP, mostrando las nuevas webs HTTPS, añadiendo el candadito verde delante de la URL de la web.

  • En verano de 2018, llegó Chrome 68. Esta versión del navegador notifica de forma específica y clara si una web es segura o no, poniendo en las web HTTP el mensaje “No es seguro” delante de la URL de la web

HTTPS

Con todos estos procesos de acción, Google ha conseguido que el 78% del tráfico de páginas web de Chrome y MacOS sea por HTTPS, y un 68% en Windows y Android en 2018. A día de hoy ya todos los navegadores trabajan con HTTPS en mayor o menos medida, ya que es obligatorio para las nuevas webs.

Las páginas nuevas ya se contratan con un Certificado SSL, pero las que no lo tengan pueden contratarlo. Si no lo hacen, Google se encargará de hacer saber al usuario que la página no es segura. En Inmonews podemos afirmar que el HTTP tiene los días contados.

 

Noticias Relacionadas

A partir de 2017 toda web tiene que tener instalado el certificado SSL para no ser penalizada por Google

RGPD en las webs inmobiliarias

La tan mencionada Política de Cookies