Recomendaciones para alquilar un piso a estudiantes

0
757

 

El alquiler a estudiantes es una alternativa más que permite generar ingresos, pues se trata de una oportunidad de negocio para los propietarios que cuentan con viviendas vacías. No obstante, suelen existir algunas reticencias por parte de algunos propietarios en cuanto alquilar su piso a estos aprendices.

Por eso, El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España ofrece una serie de recomendaciones a los propietarios de viviendas que se decanten por el alquiler estudiantil para que el proceso se desarrolle de la mejor manera posible. Veámoslas:

 

1 La elección de los inquilinos.

Es aconsejable concertar una entrevista con todos los estudiantes que vayan a ocupar la vivienda e incluso con sus padres si es posible, con el objetivo de evaluar su actitud y aclarar las responsabilidades en el caso de que la vivienda sufriese daños.

 

2 Alquilar la vivienda como una unidad única.

Es preferible esta opción que el alquiler por habitaciones, ya que la renta es única y la responsabilidad del pago solidaria. De esta manera, los inquilinos cubren posibles vacantes y responden del impago de uno de los estudiantes. La gestión por el propietario es más sencilla si surge cualquier problema.

 

3 La vivienda debe estar bien amueblada.

Es necesario colocar muebles funcionales y con una buena presencia. La visibilidad es fundamental para defender la renta y para alquilar con rapidez. Debe desecharse convertir el piso de alquiler en el almacén de los muebles sobrantes de la familia.

 

4 Fijar una fianza.

Es fundamental fijar una fianza que cubra posibles desperfectos en la vivienda y debe ser depositada por el propietario en el organismo autonómico competente.

 

5 Se pueden establecer garantías.

La Ley de Arrendamientos Urbanos permite garantías adiciones a la fianza, que en estos casos conviene que sea un aval personal o bancario de los padres, toda vez que los estudiantes carecen de ingresos. Los padres deben firmar también los contratos con responsabilidad solidaria del pago de la renta y cantidades asimiladas, así como de los posibles daños.

 

6 Formalizar un contrato por escrito.

Es muy conveniente para el propietario formalizar un contrato escrito, el cual reporte seguridad jurídica y recoja las garantías del cumplimiento del contrato por los estudiantes, tanto del pago de la renta como que se devolverá la vivienda en perfecto estado.

 

7 Realizar un inventario.

Es muy recomendable que el propietario realice un inventario detallado con todo el contenido de la vivienda y su estado, de forma que pueda realizarse una comprobación una vez que finalice el contrato.

 

8 Prestar la atención a los estudiantes.

Es importante atender las solicitudes de los estudiantes inquilinos para conservar la correcta habitabilidad de la vivienda, efectuando las reparaciones precisas o sustituyendo aquellos elementos que lo necesiten.

 

Además, para complementar estas recomendaciones, podemos consultar algunos datos de Uniplaces, portal del alojamiento para estudiantes, recopilados a partir de encuestas.

Encontramos, por ejemplo, que el precio ideal del alquiler no debe sobrepasar los 400€ por persona. La mitad de los estudiantes prefiera pagar menos de 300€ por su habitación, con gastos incluidos. Por otra parte, aunque muchos de los estudiantes quieren vivir cerca de la Universidad, la mayoría prefiere tener cerca un  transporte público y más del 80% de los estudiantes buscan su piso a través de internet.

 

Aparte, otro factor que se debe tener en cuenta es la comunidad de vecinos y los problemas que puedan surgir hacia ésta. Es aconsejable advertir a los inquilinos sobre que no se produzcan actividades molestas y si hubiera algún tipo de incidencia, es preferible intentar resolverla primero de forma amistosa antes de recurrir a la vía judicial.

 

En todo este marco, las agencias inmobiliarias pueden resultar un buen apoyo para los propietarios, ya que éstas se asegurarán de encontrar a los inquilinos más adecuados y ayudarán a resolver determinados problemas que pudiesen surgir durante el periodo de alquiler.

 

Finalmente, como podemos observar, esta variante de alquiler es otra alternativa más y se puede realizar con éxito efectuando todo el procedimiento de la manera más adecuada. Recordemos que el alquiler se ha convertido en una de las mejores formas de resistir la crisis inmobiliaria y no tenemos por qué descartar la opción de alquilar una vivienda a estudiantes.