Un juez obliga al banco a devolver los gastos de una hipoteca, incluido el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados

0
1818

Un Juzgado de Sevilla ha obligado a una entidad bancaria a devolver una cantidad de casi 4.000 euros a un cliente por gastos de formalización de la hipoteca, incluido el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, lo que supone una novedad.

La justicia había anulado los gastos de Registro de propiedad y casi todos los gastos de notaría gracias a la sentencia del Tribunal Supremo 705/2015, de 23 de diciembre, pero no había ocurrido lo mismo con estos impuestos, por eso la sentencia resulta novedosa.

Según el letrado Fernando Salmerón, quien ha llevado el caso, lo más importante es que el banco tenga que pagar el impuesto de AJD, ya que la justicia considera que se ha tratado de una situación «abusiva» que no ha sido negociada y que es el banco el que se ha beneficiado del cobro de este impuesto, el cual es un porcentaje importante del gasto del préstamo (al menos el 70%).

El Bufete Salmerón cree que esta sentencia “abre, a través de un giro en la argumentación jurídica, la vía de reclamación judicial del mencionado tributo” y tanto el despacho como el Juzgado “coinciden en cuanto a la obligatoriedad del abono del impuesto por parte de la entidad financiera”. Si no han pasado más de cuatro años, los clientes en la misma situación, con un préstamo vigente o que haya sido cancelado, pueden realizar su reclamación.

Según dicta la resolución, la cláusula quinta de la escritura, que impone al prestatario la obligación de pagar los gastos de notario, registro, impuesto de actos jurídicos documentados y gastos pre-procesales o procesales, “debe ser declarada nula por abusiva, condenándose a la demandada al pago a la parte actora de dichos gastos más los intereses legales desde la fecha de su pago”.